Fidel en EcuRed

 

Fidel Castro Ruz
Líder histórico de la Revolución Cubana

Primer Secretario del
Partido Comunista de Cuba
3 de octubre de 196519 de abril de 2011
Sucesor Raúl Castro Ruz
Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba
2 de diciembre de 197624 de febrero de 2008
Vicepresidente Raúl Castro Ruz
Predecesor Osvaldo Dorticós Torrado
Sucesor Raúl Castro Ruz
Primer Ministro de Cuba
Primer Ministro de Cuba
16 de febrero de 19592 de diciembre de 1976
Presidente Osvaldo Dorticós Torrado
Datos Personales
Nombre Fidel Alejandro Castro Ruz
Nacimiento 13 de agosto de 1926
Birán , Holguín,  Cuba
Educación Abogado
Alma mater Universidad de La Habana
Partido político  Partido Comunista de Cuba
Obras destacadas La historia me absolverá

Fidel Castro Ruz. Líder histórico de la Revolución Cubana. A lo largo de los años de la Revolución ha impulsado y dirigido la lucha del pueblo cubano por la consolidación del proceso revo­lucionario, su avance hacia el Socialismo, la unidad de las fuerzas revolucionarias y de todo el pueblo, las transformaciones económicas y sociales del país, el desarrollo de la educación, la salud, el deporte, la cultura y la ciencia, así como el enfrentamiento de las agresiones externas y la conducción de una activa política exterior de principios.

Simpatizante del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo), participó de manera activa en las campañas del partido y fue de los primeros en denunciar el carácter reaccionario e ilegítimo del régimen de facto establecido tras el golpe de estado de Fulgencio Batista el 10 de marzo de 1952.[1]

Fue encarcelado tras los asaltos a los cuarteles Moncada en Santiago de Cuba y al Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo, asumiendo su autodefensa ante el tribunal que lo juzgó, y pronunciando el alegato conocido como La historia me absolverá, en el que esbozaba el programa de la futura Revolución en Cuba.[2] Condenado a 15 años de prisión fue amnistiado en 1955 y marcha hacia el exilio en México, desde donde parte con otros 81 revolucionarios para desembarcar por Las Coloradas el 2 de diciembre de 1956. Tras varios meses de dura lucha entra victorioso el 1 de enero de 1959 en Santiago de Cuba y arriba a La Habana el 8 de enero.

El 13 de febrero de 1959 fue nombrado Primer Ministro del Gobierno Revolucionario[3]. El 2 de diciembre de 1976 es electo Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, puesto que ocupa hasta su renuncia por problemas de salud el 24 de febrero de 2008.[4] Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba entre 1965 y 2011.

Los servicios de la Seguridad del Estado cubanos contabilizaron hasta el 2007 un total de 638 intentos de asesinato contra Fidel en distintas fases de desarrollo, llegando a ejecutarse más de un centenar.[5]

Contenido

[ocultar]

  • 1 Síntesis biográfica
    • 1.1 Primeros años
    • 1.2 Etapa universitaria
      • 1.2.1 Cayo Confites
      • 1.2.2 El Bogotazo
    • 1.3 Gobierno de Carlos Prio
    • 1.4 Lucha contra la dictadura de Batista
      • 1.4.1 Asalto a los Cuateles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes
      • 1.4.2 La historia me absolverá
      • 1.4.3 Presidio Modelo
      • 1.4.4 Exilio en México
      • 1.4.5 Ejército Rebelde
    • 1.5 Revolución en el poder
      • 1.5.1 Primer Ministro
        • 1.5.1.1 Invasión por Playa Girón
      • 1.5.2 Crisis de Octubre
      • 1.5.3 Críticas iniciales y campañas difamatorias
      • 1.5.4 Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros
        • 1.5.4.1 Política exterior
        • 1.5.4.2 Relaciones con Estados Unidos
      • 1.5.5 Cuba
      • 1.5.6 Estado de salud
      • 1.5.7 Retorno a la vida pública
  • 2 Intentos de asesinato
  • 3 Enlaces externos
  • 4 Referencias
  • 5 Fuentes

Síntesis biográfica

Primeros años

Fidel Alejandro Castro Ruz fue el tercer hijo de Ángel Castro Argiz, un terrateniente y colono cañero proveniente de Galicia y la campesina Lina Ruz González. Su padre había sido reclutado por el Ejército colonialista español para luchar contra los independentistas cubanos. Una vez terminada la guerra regresó a España para retornar definitivamente a Cuba en 1905. Trabajó en diversos empleos hasta reunir el dinero necesario para establecer su propia plantación de caña de azúcar en Birán, antigua provincia de Oriente. Ángel Castro se unió sentimentalmente a la joven Lina Ruz hija de una familia campesina de la provincia de Pinar del Río, recién llegada a su finca, con quien se casó finalmente en segundas nupcias en 1943.[6]

Vivienda original de la familia Castro Ruz en Birán y casa natal de Fidel y sus hermanos.

Fidel durante su infancia.

Fidel Castro nació el 13 de agosto de 1926 y fue criado por su padre junto a los hijos de los trabajadores de la finca, comenzando a estudiar en una pequeña escuela local a la edad de cuatro años. Según sus propias palabras, su maestra hizo creer a la familia que era un alumno muy aplicado y despierto, con capacidad para el estudio, por lo que sus padres decidieron enviarlo a estudiar a la ciudad de Santiago de Cuba cuando tenía aproximadamente cinco años.[7] Fidel fue a vivir entonces junto a su hermana Ángela a casa de la maestra y su familia, todos muy pobres. El dinero que enviaban sus familiares era utilizado para el sustento de cinco personas primeramente, a lo que se sumó la llegada de su hermano Ramón. A pesar de la situación económica de su familia en el año 1932, Fidel y sus hermanos experimentaron el hambre.

La hermana de su maestra contrae nupcias con el Cónsul de Haití en Santiago de Cuba, quien funge como padrino durante el bautizo de Fidel. Tiempo después su padrino pierde el empleo y regresa a Haití. Durante esa etapa Fidel recibía clases de su madrina, consistentes en estudiar las tablas matemáticas.

Creo que fui víctima de cierta explotación, por el ingreso que significaba para aquella familia la pensión que pagaban mis padres por tenernos allí.[8]

Sus padres notaron las condiciones extremas en las que vivían Fidel y sus hermanos y los llevaron de regreso a Birán, pero se reconcilian con la maestra y es enviado nuevamente a Santiago, donde tras el escándalo, mejoran sus condiciones de vida.

Es matriculado en el colegio privado religioso Hermanos de La Salle como alumno externo y más tarde como interno. Luego de un incidente provocado por un inspector del colegio, Fidel fue matriculado en enero de 1938 como alumno externo en el Colegio Dolores, regido por la Orden de los Jesuitas. Durante el sexto grado escribe una carta a presidente de los Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt.[9]

En 1942 ingresa por decisión propia al colegio Belén de La Habana, siendo designado el mejor atleta de la escuela en 1944, año en el que se gradúa como bachiller en Letras.

En el anuario del Colegio de Belén correspondiente a la graduación de 1945 se lee:

Fidel Castro (1942-1945). Se distinguió en todas las asignaturas relacionadas con las letras. Excelencia y congregante, fue un verdadero atleta, defendiendo siempre con valor y orgullo la bandera del colegio. Ha sabido ganarse la admiración y el cariño de todos. Cursará la carrera de Derecho y no dudamos que llenará con páginas brillantes el libro de su vida. Fidel tiene madera y no faltará el artista.[10]

Etapa universitaria

Fidel Castro en su etapa de estudiante universitario

Al iniciar su vida en la universidad, rápidamente se integró a los equipos de baloncesto y béisbol y fue electo como delegado de la asignatura de Antropología. Fidel expresó muchos años después en entrevista con el editor italiano GiancomoFeltrinelli:

Al ingresar en la Universidad no tenía ninguna cultura política, ni en el orden económico, ni en el orden social, ni en el orden ideológico.

En entrevista concedida a Frei Betto en 1986 expresaba:

(… ) las ideas políticas no me las inculcó nadie, no tuve el privilegio de tener un preceptor. Después (del bachillerato) tuve otro tipo de valores: una creencia política, una fe política que tuve yo que forjarme por mi propia cuenta, a través de mis experiencias, de mis razonamientos y de mis propios sentimientos.[11]

Durante su segundo año entró en contacto con el Partido Ortodoxo y con varios militantes de la Juventud Comunista, entre los que se encontraban Flavio Bravo, Raúl Valdés Vivó, Alfredo Guevara y otros. Sus actividades políticas, primeramente dentro del ámbito universitario, le granjearon enemigos rápidamente, llegando incluso a recibir amenazas de muerte al enfrentarse a un candidato de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) apoyado por el gobierno de Ramón Grau San Martín.

Descontento con la corrupción y la violencia que imperaban bajo el gobierno de Grau, el 16 de julio de 1947 pronuncia un discurso en la primera sesión de la Asamblea Constituyente Estudiantil que le valió un lugar en la primera plana de varios periódicos.

Cayo Confites

Artículo principal: Expedición de Cayo Confites.

Convertido en un apasionado antiimperialista, se vincula con diversas organizaciones estudiantiles progresistas y antiimperialistas y se une a los comités Pro-Independencia de Puerto Rico, el Comité 30 de Septiembre -del que fue fundador[12]– y el Comité Pro-Democracia Dominicana, en el que ocupó la presidencia. Desde su cargo promueve acciones para reclamar la destitución del dictador dominicano Rafael Trujillo. Entre julio y septiembre se enrola en un contingente expedicionario organizado para luchar contra Trujillo, el cual se entrena en Cayo Confites, muy próximo a Cayo Lobo en las Bahamas inglesas, y a unas 44 millas de Nuevitas. Allí Fidel fue ascendido a teniente, jefe de pelotón, y después a jefe de una compañía de batallón.

El 22 de julio Trujillo inicia una serie de protestas por la vía diplomática contra el gobierno de Cuba, y semanas más tarde declara abierta la posibilidad de una guerra. El gobierno cubano procedió a confiscar varias armas y tras varias deserciones y la traición de algunos miembros, la mayor parte de los expedicionarios son hechos prisioneros, salvándose Fidel al saltar al agua con su arma desde el buque “Aurora” en el cual viajaban.[13] Consideró una vergüenza que la expedición terminara sin luchar.

El Bogotazo

Artículo principal: Bogotazo.

A su regreso a La Habana continúa teniendo una activa vida política y se destaca en las protestas estudiantiles que se centran en contra de la muerte de un alumno de secundaria golpeado por elementos del gobierno. Las protestas son duramente reprimidas, a la vez que por presiones del gobierno de los Estados Unidos se persigue a todo aquel sospechoso de comunista. Durante uno de estos enfrentamientos Fidel es golpeado y termina en estado grave.

Toma parte en una velada para conmemorar el aniversario de la muerte del líder estudiantil Rafael Trejo a manos de la policía de Machado, y más tarde es designado representante de los estudiantes universitarios cubanos al Congreso Estudiantil Latinoamericano que se celebraría en Bogotá. Después de una rápida visita a Venezuela y Panamá llega a la ciudad de Bogotá junto a otros estudiantes cubanos en un viaje patrocinado por el gobierno del presidente argentino Juan Domingo Perón.

En el teatro donde se estaba realizando una reunión de los representantes de los gobiernos de América Latina, Fidel lanzó desde el último piso unos panfletos que contenían el manifiesto de la Federación de Estudiantes Latinoamericanos que intentaban crear estudiantes de Cuba, Venezuela, Panamá y Colombia. Fue arrestado durante dos horas. Estaba citado para encontrarse con el candidato a la presidencia Jorge Eliécer Gaitán el 9 de abril de 1948, a quien había invitado a clausurar el congreso estudiantil.

Aproximadamente a la una de la tarde de ese día dos individuos que anteriormente habían levantado ciertas sospechas dispararon contra Gaitán. Los disturbios que originó la muerte de Gaitán y que se conocieron posteriormente con el nombre de «Bogotazo», provocaron alrededor de tres mil muertos.

Fidel se unió al pueblo que exigía la renuncia del presidente Mariano Ospina Pérez,[14] por lo que es acusado de ser un agente del comunismo internacional y hasta de estar implicado en la muerte de un cura durante los enfrentamientos armados en los que participa en Bogotá. Luego la propia Iglesia Católica declara que en el Bogotazo no había perecido ninguno de sus sacerdotes.

El Congreso se suspende y Fidel y sus compañeros tienen que regresar a Cuba.

Gobierno de Carlos Prio

Marines estadounidenes profanando la estadua de José Martí.

Luego de su regreso a Cuba Fidel contrae matrimonio con Mirta Díaz Balart en 1948, con quien tuvo un hijo.[15] Ese mismo año Ramón Grau decide no presentarse a las elecciones y nombra como candidato del Partido Auténtico a Carlos PríoSocarrás, quien llega a la silla presidencial. En abril, marines estadounidenses profanan la estatua de José Martí en el Parque Central de La Habana. Fidel encabeza entonces una protesta y junto con los jóvenes comunistas, se enfrenta a la represión de la policía frente a la sede de la Embajada de los Estados Unidos. Luego estaría entre los denunciantes de la brutalidad policial que se ensaña contra su compañero de estudios Baudilio Castellanos.[1]

La policía y el Servicio de Inteligencia Militar iniciaron el expediente relativo a las actividades revolucionarias de Fidel. En noviembre, la Revista Bohemia informaba de papeles ocupados a pistoleros del mal llamado Movimiento Socialista Revolucionario (MSR) que habían logrado escapar de la policía, donde aparecía en dos oportunidades el nombre de Fidel entre sus opositores condenados a muerte.

En 1950 se gradúa como Doctor en Derecho Civil y Licenciado en Derecho Diplomático y junto a dos compañeros desde su bufete se dedicó fundamentalmente a la defensa de personas y sectores humildes.

En noviembre es detenido y acusado en la ciudad de Cienfuegos por usar la violencia contra agentes de la policía en medio de una protesta a favor de asociaciones estudiantiles, pero los cargos fueron desestimados más adelante.[16] Se convirtió en miembro activo del Comité de Paz de Cuba que se oponía a la Guerra de Corea.

Desde las filas del Partido Ortodoxo trabajó por cultivar entre la militancia joven las posiciones más radicales y combativas. En 1951, el fundador del partido Eduardo Chibás sostuvo una polémica pública con el Ministro de Educación Aureliano Sánchez Arango, a quien acusó de malversación de los fondos del Ministerio. Incapaz de presentar las pruebas se suicidó públicamente durante una transmisión radial. Tras la muerte de Chibás y con el amplio apoyo del Partido, Fidel se presenta como candidato a la Cámara de Representantes, poniendo todas sus energías en la campaña.[17]

Lucha contra la dictadura de Batista

En 1952 el candidato ortodoxo Roberto Agramonte aparecía como amplio favorito para ganar las elecciones presidenciales de ese año contra Fulgencio Batista, representante del Partido Acción Unitaria.[18] Un grupo de jóvenes oficiales descontentos se aprestaban a destituir a Carlos Prío desde el año 1951 y veían a Batista como la figura ideal para el movimiento. El 10 de marzo un golpe de estado reconocido por el gobierno estadounidense llevó al poder a Batista, quien canceló las elecciones, garantizando así la seguridad de los intereses económicos de Estados Unidos en la isla.

Fidel fue uno de los primeros en denunciar el golpe de estado y lo expone ante un Tribunal de Urgencia por la violación de la Constitución:

Evidenciará si es que sigue funcionando con plenitud de facultades, si es que no se ve imposibilitado por la fuerza, si es que no ha sido abolido también el cuartelazo. (…) Si existen tribunales, Batista debe ser castigado, y si Batista no es castigado (…) ¿Cómo podrá después este tribunal juzgar a un ciudadano cualquiera por sedición o rebeldía contra este régimen ilegal producto de la traición impune?[19]

El 2 de junio de 1953 Carlos Prío por el Partido Auténtico, y Emilio Ochoa por el Partido Ortodoxo, junto a líderes de otras tendencias, firmaron la Carta de Montreal o Pacto de Montreal estableciendo un programa político mínimo frente a Batista:[20]

  • Restablecimiento de la Constitución de 1940
  • Convocatoria a elecciones libres sin Batista.
  • Formación de un gobierno provisional que ordenara el llamado a elecciones.

Insatisfecho con el rumbo político tomado por los ortodoxos, y con la convicción de que la única salida era la lucha revolucionaria, Fidel organiza un grupo conocido como “El Movimiento”, basado en un sistema de células clandestinas. En un año el grupo rondaba los 1 200 miembros, fundamentalmente de las filas ortodoxas.[21]

Asalto a los Cuateles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes

Artículo principal: Asalto al Cuartel Moncada.

El cuartel Guillermón Moncada, en el año 1953 era la sede del regimiento número 1 de la «Antonio Maceo» en la ciudad de Santiago de Cuba, capital de la provincia de Oriente. Por su importancia, el Moncada era la segunda fortaleza militar del país, ocupada por unos mil hombres. Con el fin de asaltar simultáneamente los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes (Bayamo), un centenar de miembros del Movimiento, bajo el mando de Fidel y Abel Santamaría entrenaban clandestinamente.

Las armas, los uniformes y los recursos necesarios para la lucha se obtuvieron sin recurrir a la ayuda de personas acaudaladas ni de políticos corrompidos. Su adquisición fue posible fundamentalmente por la voluntad y el sacrificio personal de los propios combatientes.

La táctica ideada consistía en llegar armados y disfrazados de sargentos y una vez dentro apelar al patriotismo de los soldados y animarlos al levantamiento contra el gobierno. Cuando todos estuvieron listos, se le dio lectura al «Manifiesto del Moncada», redactado por el joven poeta Raúl Gómez García bajo la orientación de Fidel. Gómez García leyó sus versos «Ya estamos en combate» y Fidel les dirigió esta brevísima exhortación:

Compañeros: podrán vencer dentro de unas horas o ser vencidos; pero de todas maneras, ¡óiganlo bien, compañeros!, de todas maneras el movimiento triunfará. Si vencemos mañana, se hará más pronto lo que aspiró Martí. Si ocurriera lo contrario, el gesto servirá de ejemplo al pueblo de Cuba, a tomar la bandera y seguir adelante. El pueblo nos respaldará en Oriente y en toda la isla. ¡Jóvenes del Centenario del Apóstol! Como en el 68 y en el 95, aquí en Oriente damos el primer grito de ¡libertad o muerte! Ya conocen ustedes los objetivos del plan. Sin duda alguna es peligroso y todo el que salga conmigo de aquí esta noche debe hacerlo por su absoluta voluntad. Aún están a tiempo para decidirse. De todos modos, algunos tendrán que quedarse por falta de armas. Los que estén determinados a ir, den un paso al frente. La consigna es no matar sino por última necesidad.[22]

A las cuatro de la madrugada 16 automóviles salieron hacia Santiago, averiándose uno de ellos por el camino y separándose dos más del convoy principal. Los grupos dirigidos por Abel y Raúl cumplieron su objetivo: la toma del Hospital Civil y la Audiencia. El grupo principal, dirigido por Fidel, llegó según lo previsto hasta una de las postas, la No. 3, la desarmó y traspuso la garita, pero una patrulla de recorrido que llegó inesperadamente, y un sargento que apareció de improviso por una calle lateral, provocaron un tiroteo prematuro que alertó a la tropa y permitió que se movilizara rápidamente el campamento. La sorpresa, factor decisivo del éxito, no se había logrado. La lucha se entabló fuera del cuartel y se prolongó en un combate de posiciones. Ante la imposibilidad de la victoria Fidel ordenó la retirada. Al mismo tiempo que esto ocurría en Santiago, 28 revolucionarios asaltaban al cuartel de Bayamo, operación que también fracasó.

Fidel, junto a otros 19 supervivientes, intenta llegar hasta la Gran Piedra para continuar la lucha. Después de una larga marcha para evadir numerosos retenes militares y operativos de rastreo, son sorprendidos en un varentierra por una patrulla batistiana al mando del segundo teniente Pedro SarríaTartabull. Aunque la orden que tenían era la de matar a los prisioneros sospechosos de haber participado en el asalto, Sarría les respeta la vida a los jóvenes gritando a sus subordinados:

No disparen, las ideas no se matan.[23]

Fidel detenido en el vivac de Santiago de Cuba.

Al conocer la identidad y responsabilidad de Fidel, se encarga de llevarlo personalmente hasta prisión, evitando de esta manera que fuera asesinado o desaparecido.

La historia me absolverá

El 21 de septiembre un total de 122 acusados, entre los que se encontraba Fidel, fueron llevados a juicio en el Palacio de Justicia de Santiago de Cuba. Actuando como su propio defensor, convenció a los jueces de hacer caso omiso a la decisión del ejército de mantener a todos los acusados esposados ante el tribunal. Rebatió allí mismo la acusación de la fiscalía que los acusaba de promover un alzamiento contra los Poderes Constitucionales del Estado, asegurando que su rebelión era contra el poder usurpado por Batista ilegítimamente.[24]

Las acusaciones posteriores de las torturas y asesinatos cometidos por los esbirros motivaron una declaración de los jueces que expresaba la necesidad de realizar una investigación exhautiva sobre los crímenes. Fidel fue sacado del juicio para intentar acallar sus denuncias y juzgarlo en solitario. El proceso continuó hasta el 5 de octubre, siendo sentenciados 55 revolucionarios a condenas que oscilaban entre los siete meses y los 13 años.

Fidel fue juzgado en solitario el 16 de octubre y una vez más se convirtió en su propio abogado, pasando de acusado, a acusador. Su alegato fue conocido como La historia me absolverá, y esbozaba el programa de la futura Revolución en Cuba. En esa ocasión señaló:

“Ningún arma, ninguna fuerza es capaz de vencer a un pueblo que se decide a luchar por sus derechos. Ejemplos históricos pasados y presentes son incontables. Está bien reciente el caso de Bolivia, donde los mineros, con car­tuchos de dinamita, derrotaron y aplastaron a los regimientos del ejército regular”[25]

Presidio Modelo

El Presidio Modelo de la Isla de Pinos inaugurado el 16 de septiembre de 1931 tenía como objetivo, según el dictador Gerardo Machado, «reeducar» a individuos de alta peligrosidad y a quienes tuvieran ideas «revolucionarias». Fidel, como líder del levantamiento contra los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes fue sentenciado a 15 años de prisión. Junto a él se encontraban recluidos 25 de sus compañeros.

Dentro del presidio crearon la Academia Ideológica Abel Santamaría, con el objetivo de preparar integralmente a los “muchachos del Moncada”, como eran conocidos.[26] Fidel hacía uso de la biblioteca que organizaron en prisión y de libros que le regalaban amigos de fuera de la cárcel, para leer a Freud, Kant, Shakespeare, Dostoyevsky y otros autores.

Batista fue recibido en 1954 con canciones revolucionarias, por lo que las autoridades penitenciarias recrudecieron el rigor de la prisión y Fidel fue confinado en solitario recibiendo constantes amenazas de muerte. Desde su celda se las arregló para escribir de manera clandestina La historia me absolverá. Clandestinamente pudo enviarlo en numerosos fragmentos a través de cartas dirigidas durante meses a Melba Hernández, Haydée Santamaría y Lidia Castro. Melba y su padre, Manuel Hernández, mecanografiaban e integraban la mayor parte de estas cartas que contenían con letra minúscula o con tinta invisible hecha a base de jugo de limón los diversos párrafos del discurso.[27] El documento quedó completamente integrado en junio de 1954.

Carátula original de La historia me absolverá

Carátula original de La historia me absolverá

Fidel le concedía en ese momento un alto valor político. En la carta que dirigió a Melba Hernández y Haydée Santamaría, el 18 de junio de 1954, les pidió que distribuyeran por lo menos 100 mil ejemplares en un plazo de cuatro meses y explicó así la importancia del documento:

“Ahí está contenido el programa y la ideología nuestra, sin lo cual no es posible pensar en nada grande; además la denuncia completa de los crímenes que aún no se han divulgado suficientemente y es el primer deber que tenemos para los que murieron. Expresa también el papel que desempeñaron ustedes dos y que debe saberse para que ello facilite el trabajo que tienen que realizar. Hecha esta labor indispensable, viene después otra serie de trabajos de organización y proselitismo que estoy estudiando (…) Darle ahora preferencia a los gastos del discurso, para lo cual estoy seguro que muchos les ayudarán, porque es el documento más terrible que pueda publicarse contra el gobierno.”[28]

La presión de la opinión pública obligó al régimen de Fulgencio Batista a firmar la Ley de Amnistía, que abrió las puertas a los revolucionarios el 15 de mayo de 1955, incluyendo a los del Moncada.

Exilio en México

En julio de 1955, mostrada la imposibilidad de proseguir la lucha antibatistiana por medios legales, Fidel partió hacia México para organi­zar desde el exilio la insurrección armada. En condiciones económicas precarias y sometido a la estrecha vigilancia y persecución de los agentes batistianos, desplegó una esforzada labor orga­nizativa y preparatoria, al tiempo que prosiguió una intensa campaña de difusión de las ideas y propósitos del movimiento insurreccional. Viajó a los Estados Unidos, donde creó junto a sus compatriotas exiliados “clubes patrióticos” con el fin de conseguir apoyo político y econó­mico para la lucha revolucionaria. Estuvo en Filadelfia, Nueva York, Tampa, Union City, Bridgeport y Miami.

Con la divisa: En 1956 seremos libres o seremos mártires, Fidel, Raúl, Juan Manuel Márquez, Ernesto Che Guevara, Camilo Cienfuegos y otros destacados revolucionarios estu­vieron entrenándose con largas caminatas por las calles de la ciudad de México, escalamiento de montañas, defensa personal, tácticas de gue­rrillas y prácticas de tiro.[29]

El 20 de junio de 1956, el jefe del Movimiento 26 de Julio, el Che y otros combatientes fueron detenidos, las casas campamentos quedaron descubiertas y parte importante de las armas fueron incautadas. Tras la salida de los establecimientos de la policía mexicana, se aceleró la conspiración revolucionaria. Compraron el Yate Granma, en el que zarparon hacia Cuba en la madrugada del 25 de noviembre de 1956, desde el Río Tuxpan, con 82 combatientes a bordo, cuya edad promedio era de 27 años.

Ejército Rebelde

Artículo principal: Ejército Rebelde.

Después de 7 días de navegación, desembar­caron el 2 de diciembre en Las Coloradas, costa sur occidental de la antigua provincia de Oriente. Las fuerzas batistianas localizaron el desem­barco y hostilizaron a los expedicionarios. Dos días antes, los combatientes clandestinos del Movimiento 26 de Julio, al mando de Frank País, habían llevado a cabo en Santiago de Cuba un levantamiento de apoyo al desembarco.

El 5 de diciembre, el ejército de la tiranía sorprendió en Alegría de Pío a Fidel y sus combatientes. Los revolucionarios fueron diezmados, varios caen detenidos durante la persecución y muchos son asesinados en el acto. Con dos fusiles, cien balas uno y 40 el otro, Fidel y Universo Sánchez escapan al bombardeo que la tiranía lleva a cabo por toda la zona. Posteriormente se les une Faustino Pérez y una vez más deben ocultarse entre los campos de caña de azúcar de los ataques de la aviación.[30] Durante varios días los tres revolucionarios permanecen ocultos en el cañaveral, hasta que el hambre y la sed los obliga a abandonar su refugio. Llegan hasta la casa de Daniel Hidalgo y Cota Coello, quienes los alimentan y les enseñan unos volantes tirados por los soldados con nombres de compañeros detenidos o muertos.

Con un guía arriban a la loma de la Yerba y entran en contacto con los hermanos Rubén y Walterio Tejeda, también miembros de la red de recepción. En la noche del 18 de diciembre de 1956 Fidel se reune con su hermano Raúl en el lugar conocido como Cinco Palmas. Fidel pregunta que cuantos fusiles trae y su hermano le responde que cinco.

¡Y dos que tengo ya son siete! ¡Ahora sí ganamos la guerra![30]

Parte entonces a la Sierra Maestra para conti­nuar desde allí la lucha revolucionaria, naciendo así el núcleo inicial del Ejército Rebelde.

El 17 de enero de 1957, dirigió la primera acción armada contra el ejército de Batista en el cuartel de La Plata y obtuvo su primera victoria. Para intentar minimizar la situación real en la Sierra, el gobierno llegó a publicar noticias sobre la muerte de Fidel, al tiempo que censuraba todo el contenido relacionado con las fuerzas rebelde. El 17 de febrero el periodista Herbert Matthews, de la plana editorial del diario The New York Times se entrevista con el líder guerrillero en los terrenos de la finca El Chorro, propiedad de Epifanio Díaz, en las inmediaciones de la Sierra Maestra[31] El 24 de febreroThe New York Times publicó la primera parte del reportaje titulado “Visita al rebelde cubano en su refugio”, que acaparó la atención mundial.

Fidel Castro, el líder rebelde de la juventud cubana, está vivo y peleando con éxito en la intrincada Sierra Maestra, en el extremo sur de la Isla. El presidente Fulgencio Batista tiene la crema y nata de su ejército en la región, pero hasta ahora está en desventaja en la batalla por vencer al más peligroso enemigo que jamás haya enfrentado en su larga y azarosa carrera como regidor de los destinos cubanos.[32]

Unos días antes, el 20 de febrero, Fidel dio a conocer el manifiesto “Al pueblo de Cuba”, considerado el primer documento programático, emitido en la Sierra Maestra, por los rebeldes.En el mismo se denuncian los hechos más relevantes que ocurrieron entonces y menciona la Huelga General Revolucionaria como punto culminante y final de la lucha.[33]

El 28 de mayo la guerrilla ataca y captura el cuartel enemigo de El Uvero, en el combate que Che Guevara consideró “la mavoría de edad del Ejército Rebelde”. Pocos días después el Che es ascendido por Fidel a Comandante y nombrado Jefe de la Columna Invasora No. 8 “Ciro Redondo”, que tuvo como objetivo esencial cortar los suministros del ejército de la dictadura a las provincias orientales, agrupar las fuerzas revolucionarias del territorio de Las Villas y tomar el mando de la misma. Más tarde parten de la Sierra Maestra las nuevas columnas guerrilleras al mando de los comandantes Raúl Castro y Juan Almeida, que constituirán los Frentes Segundo y Tercero en otras zonas montañosas de la provincia de Oriente.

El Che y Fidel en la Sierra Maestra

El 12 de julio Fidel, Raúl Chibás (integrante del Consejo Director de la Ortodoxia Histórica) y Felipe Pazos, destacado economista y exfuncionario del gobierno de Carlos PríoSocarrás firman el llamado Manifiesto de la Sierra,[34] donde convocaban a crear un frente cívico – revolucionario de unidad entre todos los opositores a la dictadura batistiana.[35]

A principios de 1958, el movimiento revolucionario decide acelerar la caída del tirano mediante una huelga general con características de insurrección.

La huelga convocada el 9 de abril se malogra con graves pérdidas para las fuerzas revolucionarias. El 3 y 4 de mayo se efectúa una reunión en Altos de Mompié, con la presencia de miembros de la Dirección Nacional del M-26-7 junto a importantes invitados, en la que se hace un profundo análisis del proceso de huelga y los errores que conllevaron a su derrota. En la reunión Fidel es nombrado Comandante en Jefe de todas las fuerzas incluidas las de milicia y secretario general del Movimiento.[36] También se reorganizó el M-26-7 en la clandestinidad y en el exterior.

Envalentonados por el costoso revés sufrido por el 26 de julio durante la huelga de abril, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Batista puso en práctica un nuevo y ambicioso plan de operaciones militares denominado Plan FF, por Fase Final o Fin de Fidel. El operativo incluía unos siete mil hombres de todos los mandos y diferentes tipos de armas.

En feroces combates y batallas –Santo Domingo, El Jigüe, Vegas de Jibacoa, y otros-, las tropas rebeldes derrotan a los batallones de la tiranía que logran penetrar en la Sierra y los obliga a retirarse.

Columnas rebeldes parten hacia diversos puntos del territorio nacional, entre ellas las de los comandantes Ernesto Che Guevara y Camilo Cienfuegos, quienes avanzan hacia la provincia de Las Villas. En esa zona ya operan diversos grupos de combatientes, entre otros los del Directorio Revolucionario y el Partido Socialista Popular. En carta al comandante Juan Almeida del 8 de octubre, Fidel expone su estrategia para la derrota final de la dictadura, que consiste en sustituir el plan inicial de tomar Santiago de Cuba por el de tomar la provincia Oriente. Esta estrategia permitiría mantener al enemigo bajo constante hostigamiento en todas partes.[37]

La dictadura convoca a una farsa electoral para el 3 de noviembre, que termina convertida en un rotundo fracaso debido al alto nivel de abstencionismo de la población, ya que cerca del 60% de los electores no ejerció su derecho. La prensa extranjera estimó en menos de 1000 (1,25%) las personas que fueron a votar en Santiago.

El 13 de noviembre Fidel se dirige por Radio Rebelde a todos los comandantes y jefes de columnas rebeldes en las provincias de Oriente, Camagüey y Las Villas, y a la población civil, para darle a conocer los toques finales de los preparativos para iniciar la Operación Santiago, destinadas a ocupar la ciudad del mismo nombre. Las acciones inician el 20 de noviembre cuando las fuerzas combinadas del Primer y Tercer Frentes bajo las órdenes directas de Fidel, atacan el cuartel de Guisa, con lo cual se inicia el ataque y rendición de las guarniciones enemigas ubicadas en el tramo de la Carretera Central entre Bayamo y Santiago, que simultáneamente con las numerosas acciones de las Columnas 9 y 10 del Tercer Frente acabarían de cerrar por completo el cerco a la guarnición de la capital oriental.

Luego de que los rebeldes tomaran Palma Soriano, el general Eulogio Cantillo, jefe de las fuerzas batistianas en operaciones, conociendo la imposibilidad de evitar la caída de Santiago, propone una reunión con Fidel con el fin de ganar tiempo. La reunión tiene lugar el 28 de diciembre y el militar reconoció que los rebeldes habían ganado la guerra, pero quería saber como la terminarían. El Comandante en Jefe propuso entonces que las tropas batistianas se unieran a las fuerzas rebeldes y que Cantillo se comprometiera antes de regresar a La Habana que no iba a producirse un golpe de estado en la capital, que no se le permitiera a Batista escapar y que no se negociara con la embajada norteamericana. Las tres promesas fueron incumplidas por parte del militar batistiano.

La fuga de Batista en la madrugada del 1 de enero de 1959 precipitó el desenlace de muchos acontecimientos. Fidel se encontraba entonces en el batey del central América y dispuso iniciar a toda velocidad los preparativos para el ataque a Santiago y marchó hacia Palma Soriano. Un vez allí utilizó las ondas de Radio Rebelde para dar nuevas instrucciones y llamar al pueblo a la huelga general. Después de tomado Santiago de Cuba, se designa al Doctor Manuel Urrutia Lleó como presidente provisional del Gobierno.

Luego de que Urrutia prestara juramento e hiciera uso de la palabra, Fidel explicó al pueblo que se agolpaba en el parque Céspedes los últimos acontecimientos ocurridos y la línea de conducta a seguir por la Revolución, además de declarar a Santiago de Cuba como capital provisional de la República:

Esta vez, por fortuna para Cuba, la Revolución llegará de verdad al poder. No será como en el 95 que vinieron los americanos y se hicieron dueños de esto. Intervinieron a última hora y después ni siquiera dejaron entrar a Calixto García que había peleado durante 30 años, no quisieron que entrara en Santiago de Cuba. No será como en el 33 que cuando el pueblo empezó a creer que una Revolución se estaba haciendo, vino el señor Batista, traicionó la Revolución, se apoderó del poder e instauró una dictadura por once años. No será como en el 44, año en que las multitudes se enardecieron creyendo que al fin el pueblo había llegado al poder, y los que llegaron al poder fueron los ladrones. Ni ladrones, ni traidores, ni intervencionistas. Esta vez sí que es la Revolución.[38]

Cuando el acto concluyó, se realizó un desfile militar de las tropas rebeldes que se encontraban en las inmediaciones y en la mañana del 2 de enero, Fidel se puso al frente de la Caravana de la Libertad que partió hacia la capital.

Revolución en el poder

Fidel junto a Camilo Cienfuegos en el Campamento Militar de Columbia.

Entre el 2 y el 8 de enero la Caravana de la Libertad es recibida por toda Cuba con exclamaciones de júbilo por parte de la población. El día 8 llegan al Palacio Presidencial. Fidel pide que le abran paso y sin escolta, por entre el pueblo los exhorta a que acudan a Columbia. El gobierno queda oficialmente constituido con Urrutia como presidente, y el abogado y político José Miró Cardona como Primer Ministro. Fidel sería Comandante en Jefe de todas las fuerzas.[39]

Primer Ministro

El 7 de febrero el Gobierno promulga la Ley Fundamental de la República, contemplada en la Constitución de 1940, a la cual se introdujeron los cambios correspondientes con la nueva situación del país como el otorgamiento del poder legislativo y facultades constituyentes al Consejo de Ministros. La Ley Fundamental de la República sentó las bases jurídicas para solucionar los graves problemas políticos, socioeconómicos y éticos en que se encontraba el país. También declaró vigente, como paso previo a la firma de la Ley de Reforma Agraria, el derecho de los campesinos a la tierra, dictado por el Ejército Rebelde el 10 de octubre de 1958.

El 13 de febrero Miró Cardona plantea en asamblea ante el Consejo de Ministros su renuncia, debido al hecho de que la Ley Fundamental aprobada por el Consejo perfilaba con mayor nitidez la característica del régimen semiparlamentario de la Constitución de 1940, que otorgaba al cargo de Primer Ministro las facultades de un verdadero Jefe de Gobierno, y que estas debía asumirlas quien por su jerarquía histórica era Jefe de la Revolución, en este caso Fidel.[40] El 16 de febrero es nombrado oficialmente para el cargo por el presidente Urrutia.

El 15 de abril Fidel inicia una gira de 12 días por los Estados Unidos a invitación de la Asociación Americana de Directores de Periódicos. En Nueva York se entrevistó con el secretario general de la ONU, DagHammarskjöld, y realizó un multitudinario mitin en Central Park el día 24. Después de que el Presidente Dwight D. Eisenhowerpretestara una partida de golf para no recibirlo, se entrevistó con el vicepresidente Richard Nixon. La reunión con Nixon duró poco más de dos horas y media y el criterio del vicepresidente de Estados Unidos fue desclasificado años después:

Independientemente de lo que pensemos sobre él, será un gran factor en el desarrollo de Cuba y muy posiblemente en los asuntos de América Latina en general.[41]

Las recomendaciones de Nixon llevaron a que Eisenhower decidiese derrocar a Fidel y que, a solo siete meses de la entrevista en Estados Unidos, en un famoso memorando fechado el 11 de diciembre de 1959, el jefe de lo que poco después se tituló División del Hemisferio Occidental de la CIA, J. C. King, exhortase a: “Analizar minuciosamente la posibilidad de eliminar a Fidel Castro:

[… ] Muchas personas bien informadas consideran que la desaparición de Fidel aceleraría grandemente la caída del gobierno… “[41]

Uno de los principales problemas que tuvo que abordar la Revolución fue el de la impartición de justicia frente a los criminales de una de las peores tiranías que hasta entonces había conocido América y fue necesario emplear para ello una legislación que permitiera, con las garantías indispensables, procesos más rápidos y eficientes que los previstos en la burocrática, formal y parsimoniosa Ley de Enjuiciamiento Criminal, empleándose entonces para ello una Ley Procesal Penal de Cuba en Armas, creada por los mambises durante la guerra anticolonial y que fue puesta en vigor nuevamente en el año 1957, por disposición del Ejército Rebelde, en plena insurrección.[42]

El gobierno revolucionario orientó enconces la creación de los Tribunales Revolucionarios para juzgar todos aquellos actos de crímenes y atropellos cometidos en el régimen anterior. Durante esa etapa se juzgaron y sancionaron a varios miembros del aparato represivo de Batista. Algunos de los esbirros habían cometido crímenes de guerra y una vez juzgados fueron fusilados. Años más tarde Fidel reconoció que aunque los tribunales habían actuado con justicia, los juicios públicos sirvieron a los enemigos de la Revolución para crear una campaña que empañara la imagen de esta ante el mundo.[43]

El programa del Moncada, contenido en el alegato de Fidel La Historia me Absolverá postulaba, entre las más urgentes medidas a tomar por un gobierno revolucionario:

…”conceder la propiedad inembargable e intransferible de la tierra a todos los colonos, subcolonos, arrendatarios, aparceros y precaristas que ocupen parcelas de cinco o menos caballerías de tierra, indemnizando el Estado a sus anteriores propietarios a base de la renta que devengarían por dichas parcelas en un promedio de diez años.”

Fidel firmando la Ley de Reforma Agraria.

En pleno desarrollo de la lucha guerrillera, en la Sierra Maestra, el 10 de octubre de 1958 Fidel firmaba la Ley No.3 implantando la Reforma Agraria en todo el territorio liberado por el Ejército Rebelde. El 17 de mayo de 1959, Fidel firma en la Sierra Maestra la Ley de Reforma Agraria, la cual se declaró parte integrante de la Ley Fundamental de la República. En el mismo acto el Presidente de la República, Manuel Urrutia Lleó, rubricó dos decretos presidenciales, en los cuales nombraba presidente del recién creado Instituto Nacional de Reforma Agraria a Fidel, y director ejecutivo al doctor Antonio Núñez Jiménez.[44] En aquella primera ocasión, los campesinos beneficiados fueron 340, que, junto a sus familias, se convirtieron en propietarios de la tierra que trabajaban. El 19 de mayo de 1960, el periódico Sierra Maestra publicaba en una de sus páginas lo siguiente:

Los maledicentes que siempre pensaron que la Ley de Reforma Agraria no alcanzarían los predios de Sabanilla de Birán, por el hecho de ser de la familia del máximo líder, tendrán ahora que morderse la lengua al contemplar cómo la primera tierra que se reparte en el municipio de Mayarí, es la del propio Fidel Castro.[45]

En junio, el piloto Pedro Luis Díaz Lanz, Comandante de la Fuerza Aérea Revolucionaria, deserta a los Estados Unidos, siendo utilizado en una escalada propagandística contra Cuba. Luego de las declaraciones contrarrevolucionarias de Díaz Lanz ante el Senado de Estados Unidos, el presidente Urrutia no solo no las combatió, sino que en la práctica se solidarizó con ellas. Urrutia consideraba muy radicales las leyes revolucionarias, en especial la de Reforma Agraria. El día 8 de junio había pronunciado en Camagüey un discurso abiertamente anticomunista.[46] Ante la compleja situación creada, y los ataques propagandísticos desde el exterior, Fidel decide renunciar a su cargo como Primer Ministro el 16 de julio, acusando además al Presidente de bloquear las leyes revolucionarias.[46] Un día más tarde, ante el extraordinario respaldo popular del pueblo a Fidel, Urrutia renuncia a la Presidencia, siendo sustituido el 18 de julio por Osvaldo Dorticós, previa designación del Consejo de Ministros. No es hasta el día 26 de julio que ante un millón de cubanos Fidel acepta volver a su cargo como Primer Ministro:

Si no estuviera el pueblo con nuestra Revolución, si el pueblo hubiese dispuesto otra cosa, no seríamos nosotros de nuevo Primer Ministro del Gobierno Revolucionario.[47]

El 20 de octubreCelia Sánchez le comunica a Camilo Cienfuegos la traición de Hubert Matos[48]. Sin pensarlo un instante, y conociendo la segura reacción de Fidel, Camilo decide adelantársele para que no corra ningún peligro. Abortada la conjura Camilo se dirige hacia la Delegación Provincial del INRA y allí se reune con Fidel. El día 28 de octubre Camilo viaja nuevamente hasta Camagüey y sobre las 4:40 p.m aborda nuevamente el avión para regresar a la capital. El viernes 30 de octubre se ordena oficialmente la búsqueda del avión en que viajaba Camilo. El 12 de noviembre Fidel personalmente informa al pueblo de Cuba sobre lo infructuoso de la búsqueda:

«…hombres como Camilo Cienfuegos surgieron del pueblo y vivieron para el pueblo. Nuestra única compensación ante la pérdida de un compañero tan allegado a nosotros es saber que el pueblo de Cuba produce hombres como él. Camilo vive y vivirá en el pueblo».[49]

Fidel Castro (a la izquierda) junto a Dorticós y el Che Guevara en una marcha en conmemoración de las víctimas de la explosión de La Coubre.

El 4 de marzo de 1960 el buque con bandera belga La Coubre explota en la Bahía de La Habana después de que saboteadores colocaran en el puerto de origen explosivos detonados por un dispositivo de alivio de presión. El barco transportaba armas y municiones. Mueren 101 personas, entre ellas seis marineros franceses y hay más de 200 heridos. En el sepelio de las victimas, se usa por primera vez la consigna ¡Patria o Muerte!

Y no solo que sabremos resistir cualquier agresión, sino que sabremos vencer cualquier agresión, y que nuevamente no tendríamos otra disyuntiva que aquella con que iniciamos la lucha revolucionaria: la de la libertad o la muerte. Solo que ahora libertad quiere decir algo más todavía: libertad quiere decir patria. Y la disyuntiva nuestra sería patria o muerte.[50]

El 1 de junio la Comisión de Agricultura de la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobaba la extensión por un año de la Ley Azucarera vigente y negando al presidente Eisenhower autoridad para reducir la cuota cubana. Días más tarde, en el marco del Programa de Presiones Económicas contra Castro se debatía el tema de la Ley Azucarera y finalmente debido a diversas presiones se aprobó dar facultades al presidente para reducir la cuota azucarera cubana. Un mes más tarde ante la negativa de las compañías ESSO y Shell de refinar el petróleo que Cuba adquiría en la Unión Soviética, el gobierno revolucionario ordena la nacionalización de las refinerías que esas compañías tenían en Cuba. Días antes se había intervenido la planta de Texaco, en Santiago de Cuba. El día 5 de julio el Consejo de Ministros reunido en sesión extraordinaria aprueba la Ley No. 851 que establece la forma y modo de indemnizar el valor de las propiedades de personas naturales o jurídicas nacionales de los Estados Unidos de América que fueran objeto de nacionalización. El 6 de agosto, durante la clausura el Primer Congreso Latinoamericano de Juventudes, Fidel anunciaba la nacionalización de todas las empresas de la compañía eléctrica, compañía de teléfonos y los 36 centrales azucareros que tenía Estados Unidos en Cuba.[51]

En septiembre Fidel viaja a Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU. Los dueños de los más céntricos hoteles neoyorkinos se negaron a alojar a la delegación cubana y solo uno de ellos bajo humillantes condiciones accedía a hospedarlos. Luego de que Fidel irrumpiera en el edificio de la ONU declarando su determinación de acampar en los jardines de la sede, la delegación cubana fue invitada a alojarse en el Hotel Theresa, en pleno corazón de Harlem. Entre los coordinadores de aquella acción estaba Malcolm X, por aquel entonces dirigente de la Nación del Islam. En Harlem el Primer Ministro cubano es visitado por líderes mundiales, entre los que se encontraban el presidente egipcio GamalAbdelNasser, el primer ministro indio JawaharlalNehru y el líder soviético NikitaJruschov. El lunes 26 de septiembre Fidel intervino por primera vez ante Naciones Unidas, denunciando al gobierno de Estados Unidos de promover la organización de movimientos subversivos contra el Gobierno Revolucionario de Cuba. Presentó los aspectos cardinales de la Primera Declaración de La Habana y después de dar lectura a la parte esencial de este documento, dijo:

“Algunos querían conocer cuál era la línea del Gobierno Revolucionario de Cuba. Pues bien, ¡esta es nuestra línea!”.[52]

Invasión por Playa Girón

Artículo principal: Invasión por Playa Girón.

La Invasión por Playa Girón formaba parte de la Operación Pluto de la CIA, [53] aprobada por el presidente Eisenhower el 17 de marzo de 1960. Pluto fue el proyecto más poderoso jamás organizado por la CIA.[54] El 7 de octubre el canciller cubano Raúl Roa denunciaba en la ONU los preparativos de una invasión a Cuba, y en los meses posteriores se desarrollaron diversas acciones para preparar el terreno para la invasión que tenía como objetivo principal acabar con el proceso revolucionario y asesinar a sus principales líderes.

El 15 de abril de 1961 aviones de guerra atacaron simultáneamente la base aérea de San Antonio de los Baños, la pista de Ciudad Libertad y el actual Aeropuerto Internacional Antonio Maceo, lo que sería el preludio de los sucesos acaecidos dos días después. El ataque ocurrió de forma simultanea minutos antes de las seis de la mañana. La escuadra que atacó Ciudad Libertad encontró un fuego antiaéreo tan nutrido que algunos pilotos descargaron sus ametralladores en áreas cercanas a la base, matando a siete personas, entre ellas el miliciano Eduardo García Delgado, quien antes de morir, escribió con su sangre el nombre de Fidel. Al día siguiente durante la despedida de duelo de las víctimas, el Primer Ministro proclamó el carácter socialista de la Revolución:

Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos![55]

Fidel descendiendo del T-34.

En la madrugada del día 17 de abril se produjo la invasión mercenaria. Fidel personalmente tomó el mando de las operaciones desde un puesto de mando ubicado en el central Australia. El día 19 interviene en los combates, cuando dispara al buque Houston primeramente desde un tanque T-34 y posteriormente con un cañón autopropulsado SAU-100 con el que logra hacer impacto. En sólo 66 horas de lucha es liquidada la incursión mercenaria, sufriendo el imperialismo yanki su primera gran derrota en América.

Crisis de Octubre

Artículo principal: Crisis de Octubre.

Desde 1961 el General Edward Lansdale había redactado los documentos rectores de la Operación Mangosta que más tarde fueron aprobados por el presidente Kennedy. En ellos, se prescribían el aislamiento diplomático y el bloqueo económico, encaminados a apoyar la guerra secreta que se desarrollaba con el fin de lograr el derrocamiento del Gobierno cubano. También estaba prevista, si fuera necesaria, la intervención directa de las fuerzas armadas de Estados Unidos, a más tardar en la primeras semanas de octubre de 1962.[56]

Los meses previos a octubre de 1962 fueron tensos y de agresiones cotidianas contra Cuba. El Primer Ministro de la URSSNikitaJruschov, quien desde el Triunfo de la Revolución Cubana comenzó a recibir por distintas vías una amplia información sobre la situación existente alrededor de Cuba y estaba convencido de que después de la derrota de Playa Girón los Estados Unidos organizarían de nuevo la invasión, apostando solamente a la victoria en esta ocasión. Por eso, luego de una reunión del Consejo de Defensa de la URSS, el 29 de mayo llegó a La Habana una delegación de alto nivel, presidida por SharafRashidov miembro del Buró Político y el Mariscal y jefe de las fuerzas coheteriles, Serguéi Biriúzov, enviados por Jruschov para negociar con Fidel la instalación de misiles con cabezas nucleares en Cuba. El dirigente cubano hizo algunas preguntas y planteó que necesitaba reunir a la dirección del país para informar y tomar una decisión.

Al día siguiente, 30 de mayo, se efectuó el segundo encuentro, en el que el líder cubano planteó:

“Si hacen falta esos proyectiles aquí para fortalecer las defensas de la Unión Soviética y del campo socialista, y, además, sirven para prevenir una agresión militar directa por parte de Estados Unidos contra Cuba, se pueden instalar en nuestro país los proyectiles que sean necesarios. Todos los proyectiles que sean necesarios”.[57]

Imagen tomada por un avión espía el 1 de noviembre de 1962 a un emplazamiento de misiles en San Cristóbal, Pinar del Río.

El primer cohete se instaló el 4 de octubre, el día 14 había cuatro más; diez días más tarde, eran 20 y finalmente el 25 de octubre todos los misiles R-12 eran operacionales. Al amanecer del 14 de octubre un avión del tipo U-2 pilotado por el oficial de la CIA Richard Heyser fotografió las instalaciones de misiles R-12 en la localidad de San Cristóbal, en Pinar del Río. El lunes 15 de octubre un equipo de interpretación y análisis, perteneciente al Centro Nacional de Inteligencia Fotográfica, identificó en los alrededores de San Cristóbal varios objetos similares a los componentes de los emplazamientos de los cohetes de alcance medio R-12, los que, según los norteamericanos, ya habían sido observados en la URSS durante los vuelos de los U-2. En total, por las fotos del primer día se detectaron en la zona tres emplazamientos con cuatro rampas de lanzamiento cada uno.

El 21 de octubre Kennedy se reunió con los secretarios DeanRusk y Robert McNamara, dando la probación final para implantar una “cuarentena” a Cuba, es decir, un bloqueo naval en una zona de 500 millas náuticas, para evitar el arribo de mayor cantidad de misiles. El Presidente decidió a demás que la Fuerza Aérea debía estar preparada para llevar a cabo un golpe aéreo en cualquier momento. Al día siguiente denunciaba ante los principales medios de comunicación la presencia de misiles intercontinentales en Cuba. En Cuba se decretaba entonces la alarma de combate, y según algunas fuentes, hasta trescientos mil combatientes se volcaron sobre las armas, mientras que los norteamericanos evacuaban a su personal civil del territorio de la Base Naval de Guantánamo.

Finalmente, tras numerosos intercambios de notas, llamadas telefónicas y negociaciones entre Kennedy y Jruschov, la Unión Soviética, sin el consentimiento y acuerdos cubanos, aceptó la retirada de los misiles.

En 2012, Fidel, en una de sus reflexiones, reconoció que Jruschov tuvo gestos extraordinarios con Cuba, y que aunque criticó sin vacilación el acuerdo inconsulto al que llegó con Estados Unidos, sería ingrato e injusto dejar de reconocer su extraordinaria solidaridad en momentos difíciles y decisivos para Cuba. También declaró:

Aquellos acontecimientos sin dudas costaron el cargo a NikitaJruschov, que subestimó al adversario, desoyó criterios que les fueron informados y no consultó su decisión final con los que estábamos en la primera línea. Lo que pudo ser una importante victoria moral se convirtió así en un costoso revés político para la URSS. Durante muchos años las peores fechorías continuaron realizándose contra Cuba y no pocas, como su criminal bloqueo, se cometen todavía.[58]

Críticas iniciales y campañas difamatorias

Entre el 26 de diciembre de 1960 y el 22 de octubre de 1962 salieron de Cuba un total de 14 048 niños, muchos de ellos nunca volvieron a encontrarse con su padres.[59]Radio Cuba Libre (Radio Swan), una radioemisora al servicio de la CIA, acusaba a Fidel de estar preparando una ley mediante la cual quitaría los niños a los padres y los pondría bajo la custodia del Estado.

Más tarde se supo que la salida de los infantes estaba planificada dentro de la llamada Operación Peter Pan, una de las más secretas y siniestras operaciones de subversión política ideológica organizada por el Departamento de Estado de Estados Unidos[60], la jerarquía de la Iglesia Católica en Miami[60], la Agencia Central de Inteligencia[60] (CIA) y las organizaciones contrarrevolucionarias, en su lucha contra la Revolución cubana. Su principal ejecutor en coordinación con el Gobierno de Estados Unidos fue el cura de origen irlandés Bryan O. Walsh.

Ramón Grau Alsina (Mongo), jefe de varias redes de la CIA y uno de los principales organizadores de la operación en Cuba, valoró en su momento que las razones humanitarias no fueron precisamente la motivación de Washington para lanzar la Operación Peter Pan, a pesar de que la iglesia estaba involucrada, sino que fueron razones políticas las que los impulsó.

Uno de los reproches que se le hicieron a la Revolución Cubana en sus primeros años y a Fidel como líder histórico, fueron las llamadas Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), que funcionaron entre 1965 y 1968. Luego de la invasión por Playa Girón y la amenaza de la Crisis de Octubre, se necesitaba personal con buen nivel escolar y preparación militar para prestar servicio en las Fuerzas Armadas y se crea en 1963 el Servicio Militar Obligatorio.[61]

Debido a las movilizaciones masivas de decenas de miles de hombres llevados a cumplir con el Servicio Militar, fue necesario entonces compensar esta fuerza de trabajo, sobre todo en labores agrícolas. Existían algunos grupos religiosos que, por principio o por doctrina, no aceptaban la bandera o no aceptaban las armas y por lo tanto, una vez creadas las UMAP, fueron movilizados a realizar labores de ayuda a la agricultura. Por haber ideas generalizadas en contra de la presencia de homosexuales en las unidades militares, los que estaban en edad militar también fueron llevados a las UMAP.

Los deberes de las UMAP se enfocaron principalmente en la zafra de la caña de azúcar. El programa fue objeto de protestas en Cuba por la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), así como por importantes aliados internacionales de la Revolución.[62] A muchas personas de las que se encontraban allí se les acusaba injustamente de contrarrevolucionarios.[63] Debido a las protestas y denuncias sobre casos de malos tratos y discriminación, las UMAP desaparecieron definitivamente en 1968. Fidel expresó años más tarde durante una entrevista refiriéndose al tema:

…fueron momentos de una gran injusticia, ¡una gran injusticia! la haya hecho quien sea. Si la hicimos nosotros, nosotros… Estoy tratando de delimitar mi responsabilidad en todo eso porque, desde luego, personalmente, yo no tengo ese tipo de prejuicios.[63]

El 3 de octubre de 1965, quedó constituido el primer Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), en el acto solemne en el cual Fidel leyó la carta de despedida de Ernesto Che Guevara, quien fuera uno de los inspiradores de la creación de un Partido, ejemplo vivo y organización de vanguardia de la Revolución, dado el grado de desarrollo de la conciencia político-ideológica del pueblo cubano. Se estableció el principio por aquel entonces de que en el Partido los religiosos no entraban como militantes. Aunque Fidel que había sido electo como Primer Secretario del Partido, estuvo siempre opuesto a esta postura, los enemigos del gobierno y la Revolución lo atacaron achacándole las restricciones en ese sentido.[64] Fue ratificado en el cargo de Primer Secretario del PCC hasta el 19 de abril de 2011.[65]

Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros

En 1976 el 97,7% de los votantes aprobó un texto que reemplazaba a la Ley Fundamental de 1959 y aprobaba en su lugar la nueva Constitución de la República y la Ley de Tránsito Constitucional. En octubre se llevó a cabo el primer proceso electoral después del Triunfo de la Revolución Cubana[66] en el que se eligieron los dirigentes a las asambleas municipales del Poder Popular. El 2 de noviembre fueron electos los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, que fue oficializada un mes más tarde. La constitución de la Asamblea Nacional, la elección del Consejo de Estado, su Presidente y vicepresidentes, y la designación del Consejo de Ministros, fortalecieron la esencia democrática de la Revolución cubana. Fidel fue electo por la Asamblea Nacional como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y es ratificado durante cinco ocasiones consecutivas. Se mantuvo en funciones hasta que el 31 de julio de 2006 dio a conocer una proclama al pueblo de Cuba en que hacía entrega temporal de sus responsabilidades por razones de salud. El 24 de febrero de 2008 fue oficialmente sustituido por Raúl Castro Ruz, hasta ese momento Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros y Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.[67].

Política exterior

Fidel junto a Agostinho Neto

En 1975Agostinho Neto pidió a Cuba ayuda militar para preservar la recién obtenida independencia de Angola. A inicios de agosto el comandante cubano Raúl Díaz- Argüelles García inició contactos con el MPLA para concretar la ayuda militar, que al inicio consistió en instructores para cuatro centros de instrucción angolanos que organizarían, prepararían y armarían a unas cincuenta unidades de las Fuerzas Armadas de Liberación de Angola (FAPLA). A la llegada de los instructores cubanos, el panorama político—militar en Angola se hacía cada vez más complejo al tiempo que aumentaba la injerencia de Sudáfrica.

Ante la invasión del territorio angolano por las tropas sudafricanas, el Gobierno cubano tomó la decisión de enviar las primeras tropas regulares a combatir en Angola para enfrentar a los agresores. El día 5 de noviembre de 1975 Fidel se reunió con los primeros voluntarios y les explicó la situación de real peligro. Empezaba así la Operación Carlota, que duraría 15 años y medio, hasta el 25 de mayo de 1991, cuando los últimos 500 internacionalistas cubanos en África regresaron a su Patria. Durante el acto conmemorativo por el aniversario 30 de la Misión Militar cubana en Angola y el aniversario 49 del desembarco del Granma, Fidel expresó:

La misión internacionalista estaba cabalmente cumplida. Nuestros combatientes iniciaron el regreso a la patria con la frente en alto, trayendo consigo únicamente la amistad del pueblo angolano, las armas con que combatieron con modestia y valor a miles de kilómetros de su patria, la satisfacción del deber cumplido y los restos gloriosos de nuestros hermanos caídos.

Su aporte resultó decisivo para consolidar la independencia de Angola y alcanzar la de Namibia. Fue además una contribución significativa a la liberación de Zimbabwe y la desaparición del odioso régimen del apartheid en Sudáfrica.

En 1979 se celebra en La Habana la VI Conferencia de Países No Alineados con la presencia total de 115 países, entre ellos 9 observadores y 10 invitados. Fidel, como presidente del movimiento (los países anfitriones siempre ocupaban la dirección hasta la siguiente cumbre), pronuncio dos discursos (uno de apertura y otro de clausura) en los que definió con detalle los objetivos del Movimiento. La Conferencia elaboró, como en ediciones anteriores, una Declaración Política, una Declaración económica y un Programa de Acción para la Cooperación Económica además de aprobar varias resoluciones referentes a la situación internacional.

El 4 de febrero de 1992 unos dos mil 357 jóvenes militares guiados por el entonces teniente coronel Hugo Chávez Frías se alzaron contra el paquete de medidas económicas neoliberales del Fondo Monetario Internacional (FMI) implementadas por el presidente venezolano Carlos Andrés Pérez. El intento por derrocar al gobierno de Pérez y orientar la vida del país por un camino de justicia social falló, y todos los participantes en esta acción fueron llevados a prisión. Chávez, junto con los principales líderes de la intentona, pasó 2 años en la prisión de San Francisco de Yare esperando juicio. Allí participó en la redacción de la propuesta “Cómo salir del laberinto”,[68] mientras su popularidad aumentaba.

Chávez junto a Fidel durante su primera visita a Cuba en diciembre de 1994.

Ya libre, Chávez dado el descontento existente en el país para con los partidos políticos empieza una campaña llamando al abstencionismo en las elecciones. El 14 de diciembre de 1994, tras haber creado el Partido Movimiento Quinta República Chávez visitó a Fidel en La Habana luego de aceptar la invitación que desde Cuba le cursara el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler.

Chávez asumió la presidencia el 2 de febrero de 1999 y rápidamente comenzó a promover la integración latinoamericana. El 30 de octubre del 2000. Es firmado el Convenio Integral de Cooperación por parte de Fidel y Hugo Chávez. El mismo estableció los términos y condiciones contractuales de compraventa de petróleo y sus derivados para el suministro hasta por un total de 53 000 barriles diarios durante 5 años. Los embarques comenzaron en diciembre del 2000 y se ejecutaron sin interrupción hasta el 11 de abril del 2002. Hasta esa fecha, de acuerdo con lo pactado, se pagaron en efectivo y a precios del mercado mundial, 439,7 millones de dólares.[69]

El 11 de abril se cumplía el tercer día de la huelga convocada por la Confederación de trabajadores de Venezuela (CTV), empresarios, la jerarquía de la iglesia católica, algunos partidos políticos y las televisoras privadas de Venezuela, las protestas se convirtieron en disturbios, y una marcha contra el Gobierno fue desviada de su recorrido hacia el palacio presidencial de Miraflores. En la madrugada del 12 de abril, el Alto Mando Militar venezolano anunció a través del general Lucas Rincón Romero que le habían solicitado la renuncia a Chávez, y que éste había aceptado:

Los miembros del Alto Mando Militar de la República Bolivariana de Venezuela deploran los lamentables acontecimientos sucedidos en la ciudad capital en el día de ayer. Ante tales hechos, se le solicitó al señor Presidente de la República la renuncia de su cargo, la cual aceptó. Los integrantes del Alto Mando ponen sus cargos a la orden los cuales entregaremos a los oficiales que sean designados por las nuevas autoridades

General Lucas Rincón Romero, 12 de abril de 2002[70]

No obstante, jamás fueron presentadas pruebas que respaldasen las declaraciones del general Rincón.

Al conocer Fidel sobre la situación creada cerca de Miraflores, que había las provocaciones, víctimas de disparos y que algunos altos oficiales se habían amotinado y pronunciado públicamente contra el presidente que había sido abandonado por la guarnición presidencial, decide comunicarse telefónicamente con Chávez y le dice:

“¡No te inmoles Hugo!” ¡No hagas como Allende! Allende era un hombre solo, no tenía un soldado. Tú tienes una gran parte del ejército. ¡No dimitas! ¡No renuncies![71]

En plena noche fueron convocados todos los embajadores acreditados en La Habana, a los que se les propuso unirse al canciller cubano Felipe Pérez Roque e ir a Caracas a rescatar a Chávez, Presidente legítimo de Venezuela. La hija de Chávez, María Gabriela, se comunica telefónicamente con Fidel para informarle que en una llamada que le había hecho su padre, este le había confirmado que no había dimitido. El mensaje fue grabado para el programa “Mesa Redonda” de la televisión cubana y se convocó a toda la prensa extranjera acreditada en Cuba. Una a una las guarniciones militares venezolanas desobedecen el Gobierno de facto de Pedro Carmona Estanga y finalmente el día 13 el Presidente Constitucional es devuelto al poder.[72]

El 8 de julio de 2004 da inicio un programa ideado por Fidel conjuntamente con Chávez que tenía como propósito ayudar a aquellas personas con bajos recursos para que puedieran ser operadas de distintos problemas oculares. El nombre de “Operación Milagro” fue sugerido por Fidel al calor de los planes educacionales en Venezuela cuando muchas personas, en particular niños, no podían leer o tenían dificultad para fijar la vista.[73]

El 14 de diciembre por el acuerdo de Venezuela y Cuba, con la implicación personal de los presidentes de ambos países se crea la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA). Un año más tarde, tras la propuesta de un Acuerdo de Cooperación Energética propuesto por el Gobierno Bolivariano de Venezuela, surge Petrocaribe. Fidel, junto a otros 13 jefes de estado o Gobierno, suscribe el acuerdo.

En julio de 2006 Fidel se trasladó a Córdoba, Argentina, para firmar un acuerdo comercial entre Cuba y el MERCOSUR, que celebraba su XXX cumbre presidencial, y tomar parte en la paralela Cumbre de los Pueblos por la Soberanía y la Integración Sudamericana.

Relaciones con Estados Unidos

Desde antes del triunfo revolucionario en Cuba, el presidente Eisenhower mantuvo una política hostil hacia la Revolución Cubana colaborando con la dictadura de Fulgencio Batista para evitar el triunfo del Ejército Rebelde cuando su victoria era inminente. El 28 de marzo de 1960 el gobierno de Estados Unidos organiza entonces un conjunto de medidas denominado “Programa de Acción Encubierta contra el régimen de Castro”, que incluía acciones para atentar contra la vida del entonces Primer Ministro, y permitió luego organizar la invasión por Playa Girón.

Kennedy y su equipo heredaron de la administración anterior al plan de la invasión mercenaria a Cuba que, a un costo de más de 13 millones de dólares se había estado preparando desde mediados de 1960[74]. Sin embargo fue su administración la que finalmente dio luz verde a la invasión. Fidel siempre conservó una opinión positiva de Kennedy que con sus acciones evitó una mayor confrontación entre ambos países y ordenó la suspensión de la Operación Mangosta. Todo eso creó un odio intenso contra Kennedy por parte de todos los adversarios de la Revolución Cubana, que unido a otros factores, lleva a su magnicidio en 1963. Un año antes Kennedy había dado inicio a todo un andamiaje de decisiones ejecutivas para lograr la consolidación de la política de bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba y promovió su aislamiento político a nivel regional e internacional.

Lee Harvey Oswald, su presunto asesino, fue arrestado en un teatro aproximadamente 80 minutos después de los disparos. Rápidamente la prensa estadounidense comienza a circular versiones que unían a Oswald con el gobierno cubano y en especial con Fidel, de quien Oswald se había declarado simpatizante. Ante las acciones que podían inducir a materializar una agresión contra Cuba, Fidel ofrece una conferencia de prensa por televisión el 23 de noviembre para denunciar la campaña de prensa que pretendía lograr una invasión a la Isla.

Oswald se había presentado en el Consulado cubano en Ciudad de México en septiembre intentando viajar a Cuba. Aunque su fachada aparentaba ser un fanático comunista, hay versiones que apuntan a todo lo contrario. Finalmente a los dos días de su detención, Jack Ruby, una figura del hampa, lo asesinaba en público siendo abatido también por los disparos de la policía. Refiriéndose a Oswald Fidel declaraba años después:

Menos mal que no se le dio permiso a ese tipo para visitar a Cuba. Eso podía haber sido una gran manipulación y una gran provocación, porque podían haberlo manejado de manera de culpar a Cuba. En realidad, nosotros, cuando se hizo la investigación, dimos toda la información que teníamos.

El 29 de julio de 1975 la OEA acordó en la reunión de Costa Rica permitir a los países miembros tener relaciones comerciales y diplomáticas con Cuba. Estados Unidos votó a favor del acuerdo[74]. Ese año se publicó en Estados Unidos el Informe Linowitz que dejaba claro lo contraproducente de la política de aislamiento con Cuba para los intereses económicos de Estados Unidos y pedía que se pusiera fin al embargo. La normalización de las relaciones era apoyada por poderosas empresas estadounidenses como General Motors, Pepsi Cola y Dow Chemical.

El 25 de noviembre, el Secretario de Estado Kissinger acusó a Cuba y a la Unión Soviética de ayudar al MPLA y planteó que Estados Unidos no podía permanecer indiferente ante este hecho. El 9 de diciembre repetía su acusación contra Cuba y el 11 la Cumbre de la OTAN condenaba la injerencia cubano – soviética. Ese mismo día el Presidente Ford hacía declaraciones contra Cuba, y el 20 expresaba de forma lapidaria:

“La acción del gobierno cubano al enviar fuerzas de combate a Angola, destruye cualquier oportunidad de mejoramiento de relaciones con Estados Unidos “[74].

Guardia de honor a las víctimas del crimen de Barbados

Guardia de honor a las víctimas del crimen de Barbados

Tanto en la Cámara, como en el Senado se presentaron proyectos que condenaban a Cuba por su incursión en África, algunos pidiendo incluso una solución de carácter militar[74]. La CIA se encargó de materializar esta agresividad en el campo de los sabotajes y las actividades terroristas como la voladura en pleno vuelo, en octubre de 1976, de un avión de Cubana de Aviación con 73 personas a bordo frente a las costas de Barbados. Durante el acto de despedida de duelo de las víctimas, Fidel expresó:

No podemos decir que el dolor se comparte. El dolor se multiplica. Millones de cubanos lloramos hoy junto a los seres queridos de las víctimas del abominable crimen. ¡Y cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla![75]

Terminada la campaña electoral y durante los días en que trabajaba en la conformación de su gabinete en diciembre de 1976, el recién electo Presidente James Carter comenzó a interesarse por la cuestión cubana. Cuba fue receptiva y en febrero de 1977, Carlos Rafael Rodríguez, en entrevista para la BBC expresó la disposición cubana de discutir sus problemas bilaterales con Estados Unidos. Fidel por su parte, en entrevista concedida a Bill Moyers en febrero, consideraba que existían posibilidades de normalizar las relaciones con Estados Unidos. El 3 de junio de 1977 ambos países anunciaban la apertura de sendas oficinas de intereses en La Habana y Washington.

Desde finales de 1979 los Estados Unidos favorecieron de una forma u otra las salidas ilegales de Cuba, denegando cada vez más las visas a los cubanos que deseaban salir del país legalmente. Tras la manipulación del tema migratorio por parte de las autoridades norteamericanas y el complot dentro de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana, la situación fue ampliamente manipulada en una campaña propagandística desde los Estados Unidos tergiversando hechos ocurridos en la Isla. La posición de Cuba se dio también a conocer a la opinión pública:

El Gobierno de Cuba está incluso dispuesto a enviar a los ex reclusos contrarrevolucionarios y sus familiares vía Mariel hacia los Estados Unidos. Con relación a los que se alojaron en la sede la solución, sin embargo, tendrá que ser ahora discutida y acordada previamente con Cuba. (…) Se ha creado un nuevo problema, porque la Oficina de Intereses de Estados Unidos no tiene derecho a asilar a nadie en su sede.[76]

Según algunos datos recopilados, más de 125 mil cubanos salieron por el puerto del Mariel.

Durante la administración de Ronald Reagan (19811989) se realizó el Informe del Comité de Santa Fe, preparado por una serie de académicos y expertos liderados por Roger Fontaine que recomendaba la confrontación con Cuba en Centroamérica con el fin de parar una supuesta subversión cubano – soviética y recuperar la hegemonía en el hemisferio[74]. En octubre de 1983 es asesinado Maurice Bishop, Primer Ministro de Granada, después de varios intentos de la CIA por derrocarlo. Al asesinato del político siguió la invasión, ocupación e imposición por parte de Estados Unidos de un gobierno provisional.

En el momento de la invasión a Granada se encontraban en esa isla 784 cubanos, de los cuales 636 eran obreros de la construcción y 43 militares. Entre los pretextos expuestos por Estados Unidos para justificar la invasión estuvo que Cuba había tenido participación en el asesinato de Bishop y el golpe de Estado; que los estudiantes norteamericanos que estaban en la isla corrían peligro y que el aeropuerto que construían los técnicos cubanos tenía carácter militar. Después de la invasión de Granada y la muerte de más de veinte cubanos que resistieron la agresión militar junto al ejército granadino las relaciones entre Cuba y Estados Unidos tocaron su punto más bajo desde el rompimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países[74].

El 20 de mayo de 1989 en una reunión con la extrema derecha de los emigrados cubanos en la Florida el Presidente George H. W. Bush declaró:

“Yo les prometo que hasta que Fidel Castro no muestre deseo de cambiar el comportamiento de Cuba y su política, nosotros mantendremos nuestra actual política hacia Cuba. Espero que esto ponga fin a las especulaciones de que mi gobierno, unilateralmente, mejorará las relaciones con Cuba “[74].

El 5 de agosto de 1991 se reunieron Bush y Mijaíl Gorbachov y entre otros planteamientos, Estados Unidos condicionó la ayuda norteamericana a la URSS con el cese de la ayuda soviética a Cuba. El día 12, Gorbachov, tras una entrevista con el Secretario de Estado, James Baker, anuncia que la URSS iniciaría el retiro de sus tropas de Cuba y que el comercio entre ambos países dejaría de ser subsidiado, por lo que los ingresos de Cuba se contraerían en 2 000 millones de dólares anuales[74].

Con el aumento de la campaña presidencial de 1992 aumentó la retórica anticubana y el 23 de octubre el Presidente firma la Ley Torricelli en la ciudad de Miami, lo que no impidió que perdiera las elecciones frente a Bill Clinton, en gran parte debido a la recesión económica y a la impopularidad de su vicepresidente, Dan Quayle.

Ya desde la propia campaña electoral Clinton había apoyado las presiones contra Cuba y el bloqueo económico contra la Isla:

“Yo creo que esta administración ha perdido una gran oportunidad de martillar a Fidel Castro y a Cuba. Yo he leído la Ley Torricelli y me agrada.”[77]

Ese año Cuba logra por primera vez una resolución de condena al Bloqueo en la ONU por 59 votos a favor, 3 en contra y 71 abstenciones. A partir de ese momento el bloqueo siempre fue condenado por la amplia mayoría.

El 24 de febrero de 1996 se produjo un hecho de extrema gravedad que tensó las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Tres aeronaves de la organización contrarrevolucionaria Hermanos al Rescate violaron el espacio aéreo cubano, repitiendo lo que habían realizado en varias ocasiones durante el año 1995. Desde 1993 la organización había instigado públicamente a atentar contra Fidel y practicar violencia contra Cuba. La Fuerza Aérea de Cuba derribó en sus aguas territoriales a dos de las avionetas cayeron a distancias entre cinco y ocho millas al norte de Playa Baracoa, al oeste de la Ciudad de La Habana.

Momento en el cual el Presidente de Estados Unidos, William Clinton, firma la Ley Helms-Burton.

Dos días después del incidente, Clinton anunció un paquete de medidas reforzando las sanciones y el 12 de marzo promulgó una nueva versión de la Ley Helms-Burton, que incluía una restricción original retirada antes de su aprobación senatorial en octubre.

El 25 de noviembre de 1999 se produjo el naufragio de una embarcación norteamericana procedente que, procedente de Cuba, se encontraba realizando operaciones de tráfico ilegal de personas. Del naufragio sobrevivieron tres de las catorce personas que se encontraban a bordo, entre ellas Elián González, un niño de cinco años que se mantuvo flotando largas horas en alta mar antes de ser rescatado. El niño, que había sido sacado de Cuba por su madre sin conocimiento del padre, fue conducido a Estados Unidos donde el Servicio de Inmigración y Naturalización entregó su custodia a unos familiares residentes en Miami. El caso de Elián González causó conmoción en Cuba y fue de conocimiento de una gran cantidad de personas en el resto del mundo que se solidarizaron inmediatamente con el padre. Incluso en Estados Unidos se generó un movimiento en pro de los derechos del padre del niño secuestrado.

El 23 de diciembre, ante un grupo de niños que custodiaron la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, con motivo de la marcha en reclamo del niño Elián González, en el círculo social “José Antonio Echeverría“, Fidel expresó:

Lo que se inicia hoy es la segunda etapa de la batalla de masas que venimos librando desde el domingo 5 de diciembre. Ha sido y es una batalla de ideas, de opinión pública nacional e internacional, de principios legales, éticos y humanos, entre Cuba y el imperio, que en nuestra patria es apoyada por una de las más grandes y combativas movilizaciones que ha tenido lugar a lo largo de nuestra historia.[78]

Fidel junto al niño Elián González tras su regreso a Cuba.

Fidel junto al niño Elián González tras su regreso a Cuba.

El 29 de junio del 2000 Elián finalmente regresó a Cuba.[79]

El 20 de enero de 2001 asume como Presidente de los Estados Unidos George Walker Bush, conocido como George W. Bush. Durante su gobierno se presentó el Plan de Bush para la anexión de Cuba, involucrando activamente a la SINA. Tras los trágicos sucesos del 11 de septiembre, Fidel mostró respaldo al pueblo norteamericano y manifestó la disposición de los cubanos de cooperar, en la medida de sus posibilidades, con las instituciones sanitarias y de carácter médico o humanitario de ese país, en la atención, cuidado y rehabilitación de las víctimas, reiterando la posición de Cuba contra toda acción terrorista:

No es posible olvidar que nuestro pueblo ha sido víctima durante más de 40 años de tales acciones, promovidas desde el propio territorio de Estados Unidos.[80]

Fidel y ex presidente James Carter en el Estadio Latinoamericano en 2002.

Fidel y ex presidente James Carter en el Estadio Latinoamericano en 2002.

En mayo de 2002 dando muestras de su interés por mejorar las relaciones bilaterales, el ex presidente Carter viajó a Cuba en lo que constituyó la primera y única visita de un expresidente estadounidense después del triunfo de la Revolución.[81] Carter tuvo varias reuniones con Fidel, quien incluso lo invitó a un juego de béisbol en el Estadio Latinoamericano.

El 10 de julio de 2006, mediante una breve declaración escrita del presidente Bush, se dio a conocer el informe de la llamada “Comisión para la Asistencia a una Cuba Libre”.

Tomando como base el informe de 2004, constaba de 93 páginas organizadas en los siguientes siete capítulos:

  • Capítulo 1: “Acelerar el fin de la dictadura de Castro: Transición, no sucesión”.
  • Capítulo 2: “Ayudar a los cubanos a responder a necesidades humanitarias y sociales críticas”.
  • Capítulo 3: “Ayudar a los cubanos a lograr elecciones libres y justas”.
  • Capítulo 4: “Ayudar a los cubanos a crear oportunidades económicas basadas en el mercado”.
  • Capítulo 5: “El papel de la comunidad internacional”.
  • Capítulo 6: “El papel vital de los cubanos en el exterior”.
  • Capítulo 7: “Prepararse ahora para apoyar la transición”.

Cuba

Antes de 1959 los emigrados cubanos a los Estados Unidos eran considerados como cualquier otro latinoamericano sin ningún tipo de ventajas. Tras el triunfo de la Revolución cubana la emigración adquirió una connotación política, siendo calificados los que abandonaban el país “vendepatrias” o “gusanos”, mientras los que se quedaban eran catalogados de “comunistas”.[82]

Por la parte cubana se establece una restricción basada en un permiso de salida según la Ley número 2 de 1959, al suceder las fugas de los más notables personajes del régimen anterior que tenían deudas con la justicia revolucionaria. El 16 de enero de 1960, se aplica en Estados Unidos, un permiso de viaje a Cuba, y se pide a los norteamericanos no ir a ese país. El 3 de enero de 1961 se rompen las relaciones diplomáticas de Estados Unidos con la isla.

Para desmentir el comentario noticioso occidental que rezaba sobre la conversión de la isla en cárcel de su propio pueblo, el Gobierno cubano autorizó que aquellos emigrados que desearan recoger a sus familiares en Cuba pudieran hacerlo libremente y con la seguridad requerida. A fines del mes de septiembre de 1965, el incremento del llamado y politizado éxodo masivo fue tan inusitado que mereció ser abordado como tema por Fidel Castro en sus diálogos con las masas en la Plaza de la Revolución:

Facilidades a los que quieren irse… Les podemos poner ya hasta una fecha, pienso que a partir del día 10 de octubre se puede allí habilitar incluso algún albergue. No les vamos a cobrar ni la comida.

Para permitir la salida de Cuba se habilitó el Puerto de Camarioca, al norte de la provincia Matanzas por donde emigraron, entre octubre y noviembre de 1965, unas 2 700 personas. Debido a la entrada descontrolada de cubanos en la Florida, los Estados Unidos se vieron obligados a firmar el llamado Memorándum de Entendimiento, el primer acuerdo entre ambos Gobiernos para organizar el flujo migratorio. A pesar de que quienes emigraron lo hicieron a plena voluntad, por acuerdo de ambos Gobiernos, mediante trámites migratorios normales y condiciones de transportación adecuadas, siguieron siendo considerados “refugiados políticos”. Casi 300 mil personas se marcharon por Camarioca.[83]

El 2 de noviembre de 1966 el Presidente de los Estados Unidos Lyndon B. Johnson, firma la Ley de Ajuste Cubano que establece que:

…cualquier extranjero nativo (de Cuba) o ciudadano cubano, que haya sido inspeccionado y admitido o puesto bajo palabra de Estados Unidos después de primero de enero de 1959, y que haya estado presente físicamente al menos durante dos años, puede ser ajustado por el Fiscal General, a su discreción y conforme a las regulaciones que pueda prescribir, a la de extranjero admitido legalmente para residir permanentemente.

Se creó un puente aéreo que la prensa extranjera llamó “Vuelos de la Libertad”, que funcionó hasta 1973, año en el que el presidente Nixon decide finalizarlo y suspender los acuerdos que le dieron origen.

En 1961 se habían creado las Organizaciones Revolucionarias Integradas, conocidas como ORI, que fusionaban al Movimiento 26 de Julio, al Partido Socialista Popular (PSP) y al Directorio Estudiantil Revolucionario “13 de Marzo”, siendo designado como secretario general Aníbal Escalante, antiguo dirigente del PSP. Un año más tarde Fidel acusa a Escalante de dogmatismo y sectarismo al situar en puestos clave, sólo a militantes comunistas marginando a otros sectores revolucionarios. Escalante fue destituido y luego de un proceso de rectificación, la ORI dio paso a la formación del Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba (PURSC)

En enero de 1968 Escalante es llevado finalmente a juicio junto a otros 34 miembros de lo que se llamó microfracciónprosoviética, acusados de llevar a cabo propaganda subversiva y otros delitos ideológicos. Fueron sentenciados a condenas entre dos y quince años de prisión.

En 1970, con el objetivo declarado de mejorar la situación financiera de la isla, el gobierno dedicó todos los recursos y todos los esfuerzos del país a conseguirla producción de 10 millones de toneladas de azúcar.

Pero no se trata aquí solamente de una cuestión política, de una cuestión moral, de una cuestión de prestigio. Se trata de una cuestión económica fundamental para nuestro país.[84]

Fidel explicó detalladamente todos los problemas del proceso que se iniciaba el 27 de octubre de 1969. Al enfrentar este reto se produjeron serias distorsiones en la dirección de los procesos económicos, así como en la actividad de las organizaciones revolucionarias, concentradas en la vasta movilización de trabajadores que imponía el bajo nivel técnico de la agricultura cañera y las desproporcionadas estructuras demográficas. A pesar de todos los esfuerzos y de la masiva movilización del pueblo, no se logró conseguir la meta planificada, produciendo poco más de 8 millones de toneladas. El fracaso de la zafra de los 10 millones daría paso a una profunda revisión de las actividades revolucionarias.

En octubre de 1979 un grupo de delincuentes cubanos secuestraron un barco y lo forzaron a ir a la Florida, recibiendo allí la entrada al país sin ningún tipo condena. Luego de otros hechos violentos en los que embarcaciones cubanas fueron secuestradas, así como el acogimiento en la embajada peruana de un grupo de elementos antisociales que habían penetrado por la fuerza, causando la muerte al custodio cubano Pedro Ortiz Cabrera, el gobierno de Cuba decidió retirar la custodia de dicha sede diplomática.[85]

Éxodo del Mariel

El Gobierno de Cuba dispuso la habilitación del puerto del Mariel, eliminando todas las restricciones a los interesados en emigrar a los Estados Unidos. Según algunos datos recopilados, más de 125 mil cubanos salieron por el puerto del Mariel.

En junio de 1989 fue detenido el general de división Arnaldo Ochoa. También fueron detenidos altos oficiales del Ministerio del Interior, todos acusados de corrupción y narcotráfico. El Consejo de Guerra (Causa I/89) fue retransmitido por radio y televisión y dejaba al descubierto una relación directa con el cartel de Medellín. Un tribunal militar que los declaró culpables y condenó a cuatro de los encausados a pena de muerte por fusilamiento “por alta traición a la patria”, y a los demás a penas de prisión. El 9 de julio, el Consejo de Estado ratificó las condenas.

Cuatro días más tarde el general Ochoa, el coronel Antonio (Tony) de La Guardia, el capitán Jorge Martínez y el mayor Amado Padrón fueron fusilados. Acusados de complicidad, el Ministro del Interior José Abrantes y varios de sus colaboradores fueron igualmente detenidos, juzgados —Causa 2/1989— y condenados a penas de prisión. José Abrantes, condenado a 20 años de detención, falleció en la cárcel el 21 de enero de 1991.

El 11 de septiembre de 1991 el presidente soviético Mijaíl Gorbachov anuncia la retirada de los siete mil soldados que se encontraban en Cuba y en diciembre, tras la desintegración de la Unión Soviética, quedan rotas las relaciones comerciales y económicas con ese país y se pierde un importante mercado y fuente de suministros y créditos. La producción económica de Cuba disminuiría en un 35% en los tres años siguientes.[86]

Con la llegada del Período Especial se originaron profundas desigualdades y el país se vio obligado a adoptar medidas y crear estrategias que permitieran continuar la obra de la Revolución.

El 13 de julio de 1994 dos individuos secuestran el remolcador “13 de marzo” con el fin de abandonar ilegalmente el país.[87] El barco, con capacidad para cuatro personas, fue abordado por sesenta y tres, entre familiares y conocidos. Otros tres remolcadores del puerto de La Habana, iniciaron su persecución hasta 7 millas para evitar el robo del barco y principalmente su hundimiento como consecuencia del mal estado del mismo. Tan pronto se conoció el hecho por las autoridades pertinentes, se dieron instrucciones inmediatas a los guardacostas de acercarse a la ruta que llevaban para evitar un accidente y ordenar el regreso de los remolcadores que habían salido para tratar de interceptarlo.

Uno de estos choca contra el barco secuestrado al tratar de bloquearlo y este se va a pique. Entre un guardacostas y la tripulación del otro remolcador logran salvar a varias personas. Años después Fidel se referiría al lamentable suceso en un discurso:

Les aseguro que no estoy exagerando ni alterando un átomo los hechos; sentiría infinita vergüenza si tratara de justificar algo que constituyese un acto infame. Jamás ha sido esa nuestra línea de conducta.[88]

Luego de que la emisora Radio Martí anunciara que varios barcos se dirigían hacia La Habana a recoger personas para emigrar hacia los Estados Unidos, numerosos grupos antisociales al no ver cumplidas estas promesas inician una serie de disturbios en varias zonas de La Habana el día 5 de agosto. Se rompieron vidrieras y algunas personas fueron atacadas.[89]

Fidel se dirigió en persona hacia el lugar y orientó que no se reprimiera a la población:

No se mueva nadie, ni tropas, ni soldados.

La presencia del líder histórico de la Revolución Cubana y de otros dirigentes, calmó a la población y restituyó paulatinamente la calma. El día 11 de agosto, ante el sistemático incumplimiento por parte del gobierno de Estados Unidos de los acuerdos migratorios suscritos entre Cuba y ese país, Fidel declara que no impedirá la salida a los cubanos que deseen abandonar el país.[90] , ante la prensa nacional y extranjera Varios miles de “balseros” se lanzan al mar para tratar de llegar a los Estados Unidos, hasta que un mes más tarde el gobierno de William Clinton firma un nuevo acuerdo migratorio en el que se compromete a conceder veinte mil visados anuales y a devolver a Cuba a todos los interceptados en el mar para que soliciten visado y aguarden su turno de partida.

Entre abril y septiembre de 1997 ocurrieron una serie de atentados con bombas en varios hoteles de La Habana y Varadero, resultando muerto en uno de ellos el joven turista italiano Fabio Di Celmo. Un año después el terrorista de origen cubano Luis Posada Carriles admitiría haber organizado los mismos y pagarle al ciudadano salvadoreño Raúl Cruz León por poner bombas en los hoteles. Cruz León fue arrestado en La Habana el 10 de septiembre de 1997, admitiendo que la contrarrevolución en el exilio le había prometido 4 500 dolares por cada atentado.

El 17 de octubre se inhuman en el mausoleo de Santa Clara los restos mortales de Ernesto Che Guevara y de varios de sus compañeros en la guerrilla, que habían sido hallados en Bolivia por un equipo forense cubano. Fidel expresa en aquella ocasión:

Un combatiente puede morir, pero no sus ideas… Ahora no está en La Higuera, pero está en todas partes, dondequiera que haya una causa justa que defender.[91]

Fidel junto a su santidad Juan Pablo II en Cuba.

Enntre el 21 y el 25 de enero de 1998, visita a Cuba el Papa Juan Pablo II.[92] El pueblo –creyentes y no creyentes– dio una masiva demostración de hospitalidad y respeto, tanto en la bienvenida como en las misas que ofreció y en todas sus demás actividades. El entonces presidente de la Pontificia Comisión de Justicia y Paz, el cardenal Roger Etchegaray, indicó en una entrevista rara vez una visita papal había suscitado un interés tan universal e infundido a sus diversos interlocutores una responsabilidad tan alta que compromete a todo el hombre y a todos los hombres. Tiempo después, Juan Pablo II dijo al cardenal TarcisioBertone, que Fidel fue tal vez el presidente que se preparó más a fondo, más concienzudamente, para recibirle.[93]

En abril de 2003 se produjeron varios secuestros de lanchas e incluso aviones cubanos con el fin de alcanzar las costas de los Estados Unidos. Ante la negativa por parte de las autoridades de ese país de devolver a los secuestradores y los medios empleados para llegar al país norteño, grupos de personas se vieron alentados en sus planes de emigrar ilegalmente a cualquier precio.

El 2 de abril un grupo de personas con una pistola y varias armas blancas obligaron a la tripulación de la embarcación Baraguá, que cubría la ruta por la bahía habanera entre La HabanaCasablancaRegla, a tomar rumbo hacia los Estados Unidos. Luego de quedarse sin combustible la lancha fue remolcada hacia el puerto y tras largas horas de tensión fuerzas especiales del Ministerio del Interior con el apoyo de varios de los pasajeros tomados como rehenes logran controlar la situación.[94]

El Tribunal aplicó el procedimiento de juicio sumarísimo previsto en los Artículos 479 y 480 de la Ley de Procedimiento Penal, con pleno respeto de las garantías y derechos fundamentales de los acusados y entre el 5 y el 8 de abril se llevó a cabo un juicio contra los responsables del secuestro. Tres de ellos fueron sancionados a la pena capital y el resto a condenas de privación de libertad que oscilaban entre los dos años y la reclusión perpetua.[95]

Entre el 18 y 19 de marzo habían sido detenidas en Cuba un total de 75 personas acusadas de atentar contra la independencia y la integridad territorial del Estado. Se les efectuaron procesos penales con carácter sumario entre el 3 y el 7 de abril y todos recibieron condenas entre seis y 28 años de cárcel.[96] El 14 de abril el periódico español “El País” publicaba una nota en la que el premio Nobel de Literatura1998, José Saramago, declaraba que ya no apoyaba al gobierno de Cuba, tras las recientes ejecuciones y el encarcelamiento de disidentes en ese país.

Cuba no ha ganado ninguna heroica batalla fusilando a esos tres hombres, pero sí ha perdido mi confianza, ha dañado mis esperanzas, ha defraudado mis ilusiones. Hasta aquí he llegado.[97]

En una entrevista concedida al diario argentino Página 12, Fidel se refirió a las declaraciones de Saramago:

Saramago es un buen escritor. Realmente nos duele que no hubiese entendido ni una sola palabra de las realidades que viven Cuba y el mundo.[98]

Meses más tarde, en entrevista concedida a la periodista cubana Rosa Miriam Elizalde, Saramago expresó que:

Yo no he roto con Cuba. Sigo siendo un amigo de Cuba, pero me reservo el derecho de decir lo que pienso, y decirlo cuando entienda que debo decirlo.[99]

Estado de salud

En 2001 Fidel participaba bajo un calor intenso en una Tribuna Abierta junto a más de 60.000 asistentes en el municipio habanero del Cotorro para reclamar la liberación de los Cinco Héroes cubanos condenados injustamente en cárceles de los Estados Unidos. Tras más de dos horas de alocución, comenzó a dar señales de malestar y necesitó ser asistido.[100] Según el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque, quien ocupó su lugar en la tribuna, el Comandante había sufrido un ligero descenso. Unos 15 minutos después, Fidel volvió a la tribuna y proclamó para satisfacción general:

Estoy bien, no se preocupen.[101]

El 21 de octubre de 2004, luego de un largo discurso en Santa Clara, Fidel se retiraba de la tribuna situada junto al Mausoleo del Ché donde había depositado una ofrenda floral. Apenas unos metros después, resbaló al bajar un bordillo y cayó al suelo impactándose la rodilla y la clavícula.[102] Tras negarse a utilizar una camilla, pidió una silla y declaró:

Pido perdón por haberme caído. Bueno, observo, y para que nadie especule por ahí, que tengo alguna fractura en la rodilla y tal vez una en el brazo, tal vez, no es muy seguro todavía, pero estoy entero. Me da pena únicamente el mal rato, el posible sufrimiento que les ocasione con esto, ahora estaré muy interesado por ver las fotos de cómo me caí, la prensa internacional lo ha recogido y seguramente mañana estará en las primeras paginas de los periódicos.[103]

El examen médico confirmó lo que el propio Fidel había pronosticado. Tras la caída accidental se había fracturado la rodilla de la pierna izquierda y presentaba una fisura en la parte superior del húmero del brazo derecho.

Tras un extenso y agotador viaje por Argentina, Fidel asistió la conmemoración del 53 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en julio de 2006. Su salud se vio resentida y sufrió de diverticulitis de colon, una inflamación de los divertículos -protuberancias en el tramo final del intestino- que le causó una gran hemorragia.

El 31 de julio dio a conocer una proclama al pueblo de Cuba en que hacía entrega temporal de sus responsabilidades por razones de salud, ya que llego un momento -según sus propias palabras- en que debido a su enfermedad llegó un momento en el cual no podía seguir al frente del gobierno por lo que decidió traspasar el poder al primer vicepresidente cubano en esos momentos, Raúl Castro.[104] En el proceso electoral cubano posterior a esa fecha por las mismas razones declinó su postulación a integrar el Consejo de Estado.

Retorno a la vida pública

Fidel Castro y Raúl Castro en la clausura del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Luego de recuperarse de la compleja situación de salud en que se encontraba, se dedicó a escribir sobre temas mundiales, convirtiéndose en un activo participante en la lucha de ideas. Por su auto­ridad moral, influye en importantes y estratégi­cas decisiones de la Revolución.

El 18 de febrero de 2008, en un mensaje destinado a sus compatriotas, Fidel Castro anunció oficialmente que no postularía a un nuevo mandato presidencial.

A mis entrañables compatriotas, que me hicieron el inmenso honor de elegirme en días recientes como miembro del Parlamento, en cuyo seno se deben adoptar acuerdos importantes para el destino de nuestra Revolución, les comunico que no aspiraré ni aceptaré -repito- no aspiraré ni aceptaré, el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe.[105]

Tras varios años de estar alejado de la vida pública, comenzó una serie de visitas en el año 2010 a centros radicados en la capital cubana y a reunirse con combatientes, científicos, economistas, jóvenes y políticos de Cuba; alertando sobre los graves peligros de una nueva guerra en el Oriente Medio y la terrible amenaza para la especie humana que significa la destrucción del medio ambiente.

El 19 de abril de 2011, con motivo de la clausura del Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba, Fidel se hace presente en el Palacio de las Convenciones y es recibido con una cerrada ovación, semanas antes había informado sobre su decisión de no seguir al frente del Partido Comunista de Cuba debido a sus problemas de salud.

Intentos de asesinato

Los servicios de seguridad de la Revolución Cubana han contabilizado hasta el año 2007 un total de 638 intentos de asesinato contra Fidel Castro en distintas fases de desarrollo, llegando a ejecutarse más de un centenar. El primer intento reconocido se realizó en 1958[106], cuando el agente FBI, Allen Robert Nye, fuera capturado en la Sierra Maestra con un fusil calibre 30.06 con el objetivo de detener, con la muerte, el ímpetu revolucionario del líder guerrillero.

Enlaces externos

Reflexiones de Fidel | Cubadebate

Referencias

  1. 1,01,1 La Historia me absolverá. F.Castro Ruz…[et.al.] -Ediciones Colihue SRL, 1993. -p156. ISBN 9505818041.
  2. ↑ Castro Ruz, Fidel. «La historia me absolverá»/Fidel Castro Ruz.
  3. ↑BuchRodríguez,Luis M. Gobierno Revolucionario Cubano: génesis y primeros pasos. Disponible en «Granma». Consultado el 20 de octubre de 2012.
  4. ↑ «Proclama del Comandante en Jefe al pueblo de Cuba» En http://www.cuba.cu. Consultado el 20 de octubre de 2012.
  5. ↑ «Los más de 600 intentos de asesinato a Fidel, en el Libro Guinnes» Disponible en http://www.cubasi.cu. Consultado el 20 de octubre de 2012.
  6. ↑Betto (Frei). Fidel Castro y la religión: Conversaciones con Frei Betto/Frei Betto, Fidel Castro Ruz. Siglo XXI, 1986. -107p ISBN 9682313651
  7. ↑ Ibídem, p.108
  8. ↑ Ibídem, p.116
  9. ↑ Ruz Castro, Fidel. «La victoria estratégica». Tomado de Granma. Consultado el 23 de octubre de 2012
  10. ↑ Ibídem
  11. ↑ Fidel Castro y la religión -p.156
  12. ↑ Revista Casa de las Américas. Número 136. 1983
  13. ↑ Castro Ruz, Fidel. La historia real y el desafío de los periodistas Cubanos. Tomado de Cubadebate. Consultado el 1 de noviembre de 2012.
  14. ↑ Marta Rojas y Aldo Isidrón del Valle: Antes del Moncada. Editorial Pablo de la TorrienteBrau , La Habana , 1989
  15. ↑Ramonet, Ignacio. Fidel Castro, biografía a dos voces/ Ignacio ramonet; Fidel Castro. -Debate, 2007. -p688. ISBN 8483067455.
  16. ↑ Suárez Pérez, Eugenio. Fidel: de Birán a Cinco Palmas/Eugenio Suárez Pérez, Acela Caner Román. -Casa Editorial Verde Olivo, 2006. -p109. ISBN 9592242062.
  17. ↑ Castro, Fidel. Fidel Castro: el Moncada y La historia me absolverá : selección temática 1953-2003/Fidel Castro, Dolores Guerra. -Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, 2009. -p300. ISBN 9592741018
  18. ↑ Pierre-Charles, Gérard. Génesis de la Revolución Cubana/Gérard Pierre-Charles. -Siglo XXI, 1978. -p129. ISBN 9682301238.
  19. ↑ Sosa, Ignacio. Insurección y democracia en el Circuncaribe/Ignacio Sosa. -UNAM, 1998. -p.85. ISBN 9683666035
  20. ↑ Uría, Ignacio.Iglesia y revolución en Cuba/Ignacio Uría. -Encuentro, 2012 -p135. ISBN 849920998X
  21. ↑ La Historia me absolverá. F.Castro Ruz…[et.al.] -Ediciones Colihue SRL, 1993. -p141. ISBN 9505818041.
  22. ↑Vitier, Cintio. Ese Sol Del Mundo Moral: Para una historia de la eticidad Cubana/CintioVitier. -Siglo XXI, 2002. -p.169. ISBN 9682307511
  23. ↑ Rivera Quintana, Juan Carlos. Breve Historia de Fidel Castro: La historia de la Revolución cubana y de su soldado de las ideas Fidel Castro/Juan Carlos Rivera Quintana. -Ediciones Nowtilus S.L., 2010. -p.82. ISBN 8497637631
  24. ↑ La Historia me absolverá. -p37.
  25. ↑ Ibídem. -p51
  26. ↑ Breve Historia de Fidel Castro. -p.89
  27. ↑ Montemayor, Carlos «La historia me absolverá, de Fidel Castro» Disponible en “La Jornada”. Consultado el 7 de noviembre de 2012.
  28. ↑ Rojas, Marta. «Vigencia de La Historia me Absolverá» En Granma. Consultado el 8 de noviembre de 2012.
  29. ↑ Breve Historia de Fidel Castro. -p.111
  30. 30,030,1 Porro Alonso, Iramis. «Ahora sí» Disponible en Bohemia. Consultado el 8 de noviembre de 2012.
  31. ↑Ramonet, Ignacio. Cien horas con Fidel/Ignacio Ramonet. -Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado La Habana, 2006 -p.315
  32. ↑ Gálvez, William. «Entrevista periodística con Herbert Matthews». En La Jiribilla. Consultado el 8 de noviembre de 2012.
  33. ↑ Hernández Serrano, Luis. «El acelerón del triunfo» En Juventud Rebelde. Consultado el 8 de noviembre de 2012.
  34. ↑ Breve Historia de Fidel Castro. -p.152
  35. ↑ Ibarra Guitart, Jorge Renato. El fracaso de los moderados en Cuba: Las alternativas reformistas de 1957 a 1958. Editora Política. La Habana. 2000.
  36. ↑ «En Altos de Mompié triunfó la unidad» En Juventud Rebelde. Consultado el 8 de noviembre de 2012.
  37. ↑ Álvarez Batista, Gerónimo. Tercer Frente a las puertas de Santiago/Gerónimo Álvarez Batista. -Editorial Letras Cubanas, La Habana 1983. -p.262-263
  38. ↑ «Castro Ruz, Fidel. Discurso pronunciado en el Parque Céspedes de Santiago de Cuba, el 1ro. de enero de 1959.»
  39. ↑ Castro Ruz, Fidel. «Discurso pronunciado en Ciudad Libertad, el 8 de enero de 1959.»
  40. ↑ «Fidel asume el cargo de Primer Ministro» Disponible en Granma. Consultado el 12 de noviembre de 2012.
  41. 41,041,1 Castro Ruz, Fidel. «La tiranía mundial. Los fundamentos de la máquina de matar» En Cubadebate. Consultado el 12 de noviembre de 2012.
  42. ↑ «Apuntes históricos sobre la creación de la Fiscalía» Consultado el 13 de noviembre de 2012
  43. ↑ Biografía a dos voces. -p.106
  44. ↑ Fernández Vila, Ángel. «Las ideas de Fidel y la Reforma Agraria» Disponible en Granma. Consultado el 13 de noviembre de 2012
  45. ↑ Núñez Jiménez, Antonio. «En marcha con Fidel: 1960» -Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre, 2003. -p.155.ISBN 9590604986
  46. 46,046,1 Guerra, Sergio. Historia de la revolución cubana/Sergio Guerra, Alejo Maldonado Gallardo. -Txalaparta, 2009 -p.180. ISBN 8481365440.
  47. ↑ Castro Ruz, Fidel. «Discurso pronunciado en la concentracion campesina, efectuada el 26 de julio de 1959» Consultado el 13 de noviembre de 2012.
  48. Camilo Cienfuegos, la desaparición física del Señor de la Vanguardia, artículo de Radio COCO. Consultado el 5 de abril de 2012.
  49. ¿Voy bien, Camilo?.Editorial Capitán San Luis. La Habana, 2009.
  50. ↑ Castro Ruz, Fidel «Palabras pronunciadas en las honras funebres de las victimas de la explosion del barco “La Coubre”, en el Cementerio de Colon, el 5 de marzo de 1960».
  51. ↑ Castro Ruz, Fidel. «Discurso pronunciado en el acto de clausura del Primer Congreso Latinoamericano de Juventudes, el 6 de agosto de 1960»
  52. ↑ Suárez Pérez, Eugenio. «Día 26: El discurso de Fidel en la ONU» En Cubadebate. Consultado el 14 de noviembre de 2012.
  53. ↑ Villares, Ricardo. Victoria de Girón 10 años después. Bohemia, 16 de abril de 1971.
  54. ↑ Fernández Vila, Ángel. ¿Por qué la invasión por la Ciénaga? En Granma Internacional. Consultado el 14 de abril de 2012.
  55. ↑ Castro Ruz, Fidel. «Discurso pronunciado en las honras fúnebres de las víctimas del bombardeo a distintos puntos de la República, el día 16 de abril de 1961.»
  56. ↑ Escalante Font, Fabián. Operación Exterminio/Fabián Escalante Font. Editorial Ciencias Sociales, La Habana 2010. ISBN 978-959-06-1263-3
  57. ↑Shriver, María; Misiles en el Caribe, entrevista a Fidel Castro. Editora Política. La Habana, Cuba, 1993, p. 9 y 10.
  58. ↑ Fidel Castro Ruz: «La fruta que no cayó» Disponible en Cubadebate. Consultado el 12 de septiembre de 2012.
  59. ¿Operación Pierre Pan?, artículo de Héctor R. Castillo Toledo. Disponible en Cubadebate. Consultado el 31 de agosto de 2011.
  60. 60,060,160,2Cómo calificar aquel crimen, artículo publicado en el sitio Cubadebate. Consultado el 31 de agosto de 2011.
  61. ↑ «Prestación del Servicio Militar Activo y en la reserva» Disponible en http://www.cubadefensa.cu. Consultado el 16 de noviembre de 2012.
  62. ↑ «Las UMAP» Disponible en La Jiribilla. Consultado el 16 de noviembre de 2012.
  63. 63,063,1 Lira Saade, Carmen. «Entrevista de la directora general del periódico La Jornada a Fidel Castro: Soy el responsable de la persecución a homosexuales que hubo en Cuba: Fidel Castro» Disponible en La Jornada. Consultado el 16 de noviembre de 2012.
  64. ↑ Cien horas con Fidel
  65. ↑ Castro Ruz, Fidel «Mi ausencia en el C.C» En Cubadebate. Consultado el 17 de noviembre de 2012.
  66. ↑ «Cuba y sus Elecciones» Disponible en http://www.radioguaimaro.co.cu. Consultado el 15 de julio de 2012.
  67. Miembros del Buró Político, el Secretariado y el Comité Central del Partido Comunista de Cuba. En Cubadebate. 19 de abril de 2011
  68. ↑ «Hugo Chávez: De los llanos a Miraflores» En BBC. Consultado el 19 de noviembre de 2012.
  69. ↑ «Declaración del MINREX sobre las mentiras de la oposición golpista de Venezuela» En CubaMinrex. Consultado el 19 de noviembre de 2012.
  70. Cronología de los sucesos de Abril de 2002. Disponible en: news.bbc.co.uk y consultado en enero de 2012
  71. ↑ Cien horas con Fidel
  72. ↑ Ibídem
  73. ↑ Marrero, Maité «Operación Milagro: La Luz en los ojos del mundo» En http://www.alianzabolivariana.org. Consultado el 19 de noviembre de 2012.
  74. 74,074,174,274,374,474,574,674,7 García Iturbe, Néstor. De Ford a Bush. Editora Política. La Habana. 2008
  75. ↑ Castro Ruz, Fidel«Discurso pronunciado en el acto de despedida de duelo de las víctimas del avión de cubana destruido en pleno vuelo»
  76. ↑ Granma, 3 de mayo de 1980, (Discurso pronunciado por Fidel Castro el 1ro de mayo de 1980)
  77. ↑ EFE. 23 de abril de 1992
  78. ↑ «¡Salvemos a Elian!» Discurso pronunciado por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba el 23 de diciembre de 1999. Consultado el 16 de marzo de 2012.
  79. ↑ «Elián vuelve a Cuba tras rechazar el Supremo el último recurso» Disponible en El Mundo.es Consultado el 16 de marzo de 2012.
  80. ↑ Castro Ruz, Fidel. «Ninguno de los actuales problemas del mundo se puede resolver por la fuerza»
  81. ↑ «Expresidente James Carter inició su segunda visita a Cuba» En Granma. Consultado el 18 de noviembre de 2012.
  82. ↑ «Jesús Arboleya. Cuba y Estados Unidos un debate de ahora. La Habana, Editorial Ciencias Sociales. 2004. p.75.
  83. ↑ Cien horas con Fidel
  84. ↑ Castro Ruz, Fidel. «Discurso pronunciado en el Teatro Chaplin para dar inicio a la etapa masiva de la zafra de los 10 millones»
  85. ↑ «Así es la Historia» Disponible en Bohemia. Consultado el 20 de septiembre de 2012.
  86. ↑ Cien horas con Fidel
  87. ↑ «Demanda del Pueblo Cubano al Gobierno de los Estados Unidos por los daños económicos ocasionados a Cuba» En Granma. Consultado el 30 de noviembre de 2012.
  88. ↑ Castro Ruz, Fidel «Discurso pronunciado en el acto de solidaridad con Cuba efectuado en la Iglesia Riverside. Harlem, Nueva York
  89. ↑ «La Ley que asesina desde hace 45 años» En Cubadebate. Consultado el 30 de noviembre de 2012.
  90. ↑ «Conferencia de prensa ofrecida por el Ministro de Relaciones Exteriores de la República sobre “La Nación y la Emigración» En http://www.cubaminrex.cu. Consultado el 30 de noviembre de 2012.
  91. ↑ Castro Ruz, Fidel «Discurso pronunciado en la ceremonia central por el xxx aniversario de la caida en combate del Guerrillero Heroico y sus compañeros y la inhumacion de sus restos»
  92. ↑ «Cronología de la visita de Juan Pablo II a Cuba»
  93. ↑ «Fidel fue el presidente que mejor atendió al Papa Juan Pablo II, afirma Secretario de Estado del Vaticano» En Cubadebate. Consultado el 30 de noviembre de 2012.
  94. ↑«[http://www.granma.cu/espanol/abril03/sabado5/castiguen-e.html La única forma de poner fin a los secuestros es que castiguen a los secuestradores]» En Granma. Consultado el 30 de noviembre de 2012.
  95. ↑ «Nota Oficial» En http://www.cuba.cu. Consultado el 30 de noviembre de 2012.
  96. ↑ «Conferencia de prensa ofrecida por el canciller Felipe Pérez Roque el 9 de abril de 2003» Disponible en Granma Internacional. Consultado el 2 de diciembre de 2012.
  97. ↑ Saramago, José«Hasta aquí he llegado» En El País. Consultado el 2 de diciembre de 2012.
  98. ↑ «Primera entrevista con Fidel Castro despues de los fusilamientos» En http://www.bnjm.cu. Consultado el 2 de diciembre de 2012.
  99. ↑ «José Saramago, “Yo no he roto con Cuba”» En Cubadebate. Consultado el 2 de diciembre de 2012.
  100. ↑ Cien horas con Fidel
  101. ↑ «Fidel Castro se desmaya mientras pronunciaba un discurso en Cuba» Disponible en http://www.elmundo.es. Consultado el 19 de noviembre de 2012.
  102. ↑ Cien horas con Fidel
  103. ↑ «“Estoy entero”, expresa Fidel Castro tras caída accidental» Disponible en Kaosenlared. Consultado el 19 de noviembre de 2012.
  104. ↑ «Proclama del Comandante en Jefe al pueblo de Cuba»
  105. ↑ «Mensaje del Comandante en Jefe» En Cubadebate. Consultado el 23 de noviembre de 2012
  106. Objetivo CIA-FBI: La vida de Fidel. Consultado el 14 d abril de 2011.

Fuentes

 

3 pensamientos en “Fidel en EcuRed

  1. Pingback: La historia jamás contada de Fidel Castro | Inside

  2. Pingback: Un caso de censura: La biografía de Fidel Castro en Ecured | Café Fuerte

  3. Hay que precisar, entre otros, el episodio de La historia me absolverá. No fue a instancia de Fidel, sino propia, que el presidente del tribunal ordenó quitar las esposas a los acusados e incluso que no hubiera guardia armado en la sala. La acusación de la fiscalía fue rebatida en la sesión del 16 de octubre, en la cual Fidel no fue juzgado en solitario, sino con otro moncadista y otro acusado, que salió absuelto. Las condenas oscilaron de siete meses (Melba y Yeyé) a 15 años (Fidel), no 13. Fidel fue sacado de juicio tras revitar la acusación contra el ejército en la segunda sesión, cuando como abogado empezó a interrogar a otros acusados, luego de haber declarado como tal. En esa declaración fue que soltó que el autor intelectual era José Martí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s