Una pupila insomne que mira bien lejos de sus narices

Ya sabemos quién es Iroel Sánchez y las pasiones que levanta similares a las de Industriales. Admirado por muchos, criticado por muchos más, ahora arremete nuevamente, vaya usted a saber bajo la orientación de quien, contra el periodista uruguayo radicado en Cuba Fernando Ravsberg. La causa de sus insomnios es el artículo “Con los jóvenes o con los castradores” en el que se denuncia el despido de un periodista por, y cito:

publicar en mi blog personal (www.verdadecuba.blogspot.com) la intervención de Karina Marrón González, subdirectora del periódico Granma y miembro del comité nacional de la Upec, en el Pleno Nacional de la Upec (Unión de Periodistas de Cuba), del 28 de junio de 2016. “

Iroel afirma no conocer el caso, algo que pongo en duda debido a sus amplios contactos que le hacen llegar la información “calentica”, eso sí, que no toque la integridad de la Patria ni con el pétalo de una rosa. Afirma no obstante que el perjudicado ha declarado que como derecho que le confiere la ley, puede apelar ante el Tribunal Municipal para lo laboral para lo que debe contratar a un abogado que, de ganar el proceso digo yo que tan solo resolvería un desaguisado que nunca debió de ser cometido, porque no hace falta que Karina Marrón diga que el país no está para otro “maleconazo” para que la genta lo perciba en la calle, o que el periodismo oficial de Cuba está obsoleto y en crisis.

Aunque dicen que no se debe responder a una pregunta con otra, Iroel se aferra a los despidos en Argentina, una estrategia con la que intenta desviar la atención de una crítica hacia otra crítica que el primer comentarista no destacó. En tiempos de Wifi, salas de navegación, Internet y paquete, causa cuando menos risa pretender que cuando despertemos el dinosaurio no estará ahí y que podemos ocultarlo criticando el aporte de los Estados Unidos al calentamiento global. Ojo, no pretendo defender a Ravsberg al que no conozco en persona, pero seamos serios, la mayoría de nosotros sabemos que de no existir un rescate y salvamento al estilo de La Joven Cuba, la carrera periodística de este Julian Assange criollo en los medios oficiales cubanos llegó a su fin.

Los seguidores de Iroel bien harían en preguntarse qué tiene que perder este señor que siempre mantiene las posturas “oficiales” en temas que van desde el (des)uso de Internet en Cuba y el real poder adquisitivo de los salarios, hasta la calidad de la educación actual. Otras veces su mejor estrategia es simplemente el silencio, tal vez porque es imposible cubrir siempre al dinosaurio criticando a los que habitan en el país de Yoanilandia. Un dato: Muchos de estos seguidores de La Pupila, antiguos colegas de EcuRED, le hacen estas mismas críticas tras bastidores, tal vez a ellos les responda. A mí por lo menos me bloqueó en Twitter, así que ya sabemos que tan bien se le da a Iroel dialogar tras de cámara.

Mientras tanto yo sigo como Los Aldeanos, en un país obrero donde la igualdad no existe…

Un pensamiento en “Una pupila insomne que mira bien lejos de sus narices

  1. Pingback: Reflejos de censura que dan vergüenza ajena | Inside

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s