Sobre la autocensura del colimador: Hasta aquí he llegado.

cropped-El-Colimador-Banner.jpg

Según un texto que leí hace poco (de cuya veracidad no puedo dar fe), lo que llegó a oídos de Tubal Páez es que El Colimador empezó a apuntar hacia el lado equivocado. Se equivocó de objetivo. Vaya, que apuntó para donde no era.

Yo recuerdo el proyecto en sus inicios porque lo ayudé a salir del cascarón, precisamente como hijo de una censura, en este caso de Iroel Sánchez, quien nos acusó a Ruslán y a mí de utilizar el blog de ecured para fines personales tras la publicación de artículos relacionados con la Internet en Cuba cuando todavía Nauta no navegaba en su chalupa y las wifis eran solo clandestinas y sin acceso a Internet. Me había prometido a mí mismo no escribir sobre este tema, no porque como dice la entrevista a Tubalaún no sean tiempos de hacer pis contra el ventilador, sino simplemente por un problema de vergüenza que algunos antiguos colegas bien entenderán, pero estoy totalmente en contra de actitudes censuradoras como estas que cercenan la posibilidad de crear una cultura de debate en Cuba.

Nadie obliga a Ruslán a cerrar su blog, aunque haya más de un confundido al respecto, simplemente se le exige que censure comentarios que según el Ministerio ¿de dios? son problemáticos y violan las condiciones de uso de Cubava. Nadie lo obligó tampoco a crear un blog donde se ponga en el punto de mira algunos temas complejos de nuestra sociedad que promuevan apasionados debates que a más de uno le pongan rojos los cachetes. Tal vez el revolucionario que lleva dentro, escondido en algún lugar, sea quien le recuerde aquello de que cambiar lo que debe ser cambiado no debe ser una mera frase que venda “nuestra” ideología al mundo y lo incite, sin perder la noción del peligro, a escribir.

Es bueno saber que Ruslán no está del todo muerto por dentro y que aún dentro de los vaivenes de la conveniencia que lo han llevado a sobrevivir en Joven Club ha sabido decir basta, tal vez como estrategia, no importa, a quienes cada vez piden más de los que cada día pueden decir menos sin salirse de su trillo. Ojo, Cubava es solo un mensajero que transmite cual fiel soldado recados de alguien oculto que probablemente no sea tampoco la mente pensante sino otro mero heraldo.

Aquellos fieles que piden una alternativa en .com no comprenden como son creados y administrados los blogs de éxito en Cuba, ni tampoco como piensa Ruslán. Hace casi un año publicaba en mi blog el artículo Un Colimador en la mira de sus mentiras. Allí, refiriéndome al compañero expresaba:

Respeto y respetaré los puntos de vista de todos, cada persona es un mundo, lo que es muy triste es la doble moral para tener siempre un alegato “revolucionario” cuando se habla en espacios públicos y luego quitarse la careta entre pasillos o vía mensajería instantánea. ¿Tienen miedo a perder sus privilegios (largas cuotas de Internet, mensajería instantánea, blogs bajo .cu, correo internacional, poco control sobre sus horarios de trabajo, invitaciones a eventos, y TODO gratuitamente)? No aparenten entonces ser más revolucionarios que nadie, y respeten los criterios individuales de cada quien,porque tal vez aprendamos algo al tiempo que construimos un país para TODOS los cubanos, sea cual sea su ideología.

Así es, los blogs de éxito en Cuba se hacen con la pecunia pública, sacada de las arcas del Estado, quienes dan a nuestros blogueros más fieles largas cuotas de Internet, mensajería instantánea, blogs bajo .cu, correo internacional, poco control sobre sus horarios de trabajo, invitaciones a eventos, y TODO gratuitamente. El usuario whiloy compañía pueden esperar sentados porque Ruslánrenuncie a un trabajo relativamente cómodo y bien remunerado, con amplio acceso a la red de redes, por un arranque de vergüenza que lo lleve a abonar 2 CUC en el Nauta para que colimador sobreviva un día más, aunque haya tenido que exiliarse.

A dios lo que es de dios, por eso a pesar de todo no creo que el colimador haya escogido mal el blanco. Sus artículos son acertados y más allá de lo que escribe yo criticaría lo que NO escribe, más allá de lo que la gente comenta criticaría la mala forma de escribir lo que comenta y no me refiero a “lugares, momentos y forma adecuada”. Durante un tiempo conocí a su creador y su política de NO discutir con el que tiene la pistola, incluso con el que no la tiene, pero da buenos pescozones y por ello, a no ser que exista un reclamo tan vivo como el que resucitó a La Joven Cuba, no habrá más artículos en El Colimador, al menos firmados por su SimoHäyhä.

La Esquina de Lilith pedía que los decisores de la censura en Cubava dieran la cara, tengan rostro y nombre, para así conocer a quienes toman estas disposiciones producto tal vez del miedo nacido de la autopreservación. Dice la Joven Cuba que ojalá el Colimador no se detenga, porque de ser así por razones injustas y no tener nosotros capacidad para revertir esta situación, estaremos retrocediendo también como proyecto. Si ni siquiera podemos darles a los jóvenes un lugar donde luchar, un proyecto personal de participación que defender mientras la mayoría prefiere desconectar de la política, estamos perdidos. Si no sacamos al Colimador de esta posición, hasta aquí puede estar llegando no solo él sino nosotros también como proyecto de país mejor.

Hace un tiempo nadie me hubiera hecho creer que Ruslán Olivares y su colimador estuvieran hoy en el centro de un debate tan candente, siendo incluso la piedra angular del tema en la actualidad. Otros blogueros con menor o mayor culpa también han sido censurados por la plataforma de Reflejos, por lo que yo abogo porque alguien de públicamente respuestas sensatas y concretas y este evento tan solo sirva para que el colimador agudice su puntería y mejore su capacidad de disparo.

Y para cerrar, ¿qué piensan del tema La Pupila Insomne, Segunda Cita y El Blog de Yohandry? La respuesta de la pupila ya me la sé: Con tanto sueño no ha visto nada. Sin comentarios.

 Articulo completo (en Internet) Tubal Páez: “Según me contaron, El Colimador estaba apuntando al lugar equivocado”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s