La hipocresía tras los millones de dólares del béisbol en Cuba

Ahora que el mundo beisbolero sigue de cerca la Serie Mundial entre los Reales de Kansas City y los Gigantes de San Francisco, me viene a la mente que en los medios de comunicación masiva cubanos el único secreto mejor guardado que la edad de Irela Bravo, por delante incluso de la salud del comandante, es cuánto gana anualmente cualquier deportista. Los nuestros (los deportistas), que se lo deben TODO a la Revolución, no pueden dejarse manipular por los cantos de sirena millonarios que les ofrecen una vida mejor pero que en realidad solo intentan manipularlos y convertirlos en “objetos”. Esos “objetos”pueden llegar a firmar contratos millonarios, como ocurrió con los cienfuegueros José Dariel (Pito) Abreu, que fue contratado por 68 millones con los Medias Blancas de Chicago, y Yasiel Puig, 42 millones con los Dodgers de Los Angeles, por mencionar algunos.

En Cuba, donde repito, se lo debían TODO a la Revolución, jamás en su vida ganarían esas sumas, marcharían unidos y victoriosos en un desfile del 1 de mayo, se tomarían su caldosita de los CDR, que solo para eso existen (los CDR) y cuando fueran “glorias” del deporte tal vez recibieran un Ladita con 10 años de uso y una casita en algún reparto. Ironías aparte, lo cierto es que para intentar frenar esa avalancha de prospectos hacia cualquier lugar del mundo buscando medirse a un mejor béisbol y sobre todo, a una mejor vida, la vetusta y obsoleta Federación Cubana de béisbol creó la llamada política de contratación, que ya ha convertido en casi millonarios a Frederich Cepeda (Sancti Spíritus/Gigantes de Yomiuri), Yuliesky Gourriel (Industriales/Yokohama DeNA Baystars) y Alfredo Despaigne (Granma/Chiba Lotte Marines).Antes de la nueva regulación, los deportistas de alto rendimiento cobraban mensualmente entre 400 y 600 pesos cubanos (16-24 USD), y además un estímulo de entre 300 y 50 USD para los medallistas olímpicos y mundiales.La verdad es que estos atletas se merecen las cifras por las cuales han sido contratados, pero seamos sinceros, no cualquiera va a viajar por esta vía, ante todo hay que tener “principios éticos y revolucionarios”, eso lo sabe todo el mundo.

Numeritos de Pito en la MLB

Numeritos de Pito en la MLB

Curiosamente a finales del mes de septiembre el periodista de Granma Oscar Sánchez Serra escribía sobre cómo Cuba se ha convertido en blanco del robo de talentos en el deporte, con el béisbol como diana preferida. Criticaba a lasLigas Mayores de Béisbol de Estados Unidos (MLB, por sus siglas en inglés) por no permitir que peloteros cubanos residentes en la Isla fueran contratados por cualquiera de los 30 equipos que conforman la MLB. Según Serra, tener otras aspiraciones en la vida,convierte automáticamente a una persona en traidor porque dice:

No se puede ser ingenuo; obligarlos a dejar el béisbol de su nación (…) tiene el miserable objetivo de convertirnos a los héroes en traidores y para ello se destinan sumas millonarias.

Acto seguido menciona (por primera y única vez en nuestros medios) a José Dariel Abreu, con sus 36 jonrones, 107 impulsadas y 317 de average, además de ser el primero en slugging, con 581; a Yasiel Puig (297 a la ofensiva) o los 104 ponches del holguinero Aroldis Chapman en 53 entradas, con 35 salvados, para decir que estos datos solo vienen a ratificar la calidad del béisbol en la Mayor de las Antillas y la enseñanza que aquí recibieron. Lo que no menciona Serra es que como ya dije anteriormente, son los “numeritos” exactos que estos peloteros percibieron en metálico, porque eso debe ser demasiado para los controladores de “la moral y las buenas costumbres” en la prensa cubana. Si se mencionaran las cifras, tal vez habría que decirle al pueblo de Cuba (que en su mayoría ya lo sabe), que a Cepeda le pagaron cerca de un millón y medio de dólares los Gigantes de Yomiuri, aunque con su pobre rendimiento esta puede ser la única ocasión en la que este pelotero tenga un contrato de seis cifras.

El Yuli fue firmado por el Yokohama DeNA Baystars, por una cifra cercana a los 100 millones de yenes (aproximadamente 978 mil dólares estadounidenses), mientras que a Despaigne era contratado por la friolera de 800 mil dólares. Estas cifras, de las que los peloteros recibieron alrededor del 80%, son muy duras para los oídos de los cubanos, por eso la prensa las esquiva, ya que de lo contrario habría que dar muchos argumentos para convencer a nuestros médicos que llevan muchos años de estudio y sacrificio, sobre el por qué un tipo que le cae a palos a una pelota (básicamente) se queda con el 80% mientras que ellos perciben mucho menos cuando salen de misión $olidaria.

También debieron de bajar el volumen cuando mencionaron que Cepeda era compañero de equipo del camagüeyano Leslie Anderson, al tiempo que los también cubanos Juan Miguel Miranda (Nippon Ham Fighters), Bárbaro Cañizares (Fukuoka Softbank Hawks), Michel Abreu (Nippon Ham Fighters) y Yunieski Betancourt (ORIX Buffaloes) también animan la Liga Japonesa. Sería interesante leer a Serra cuando justifique estas inexplicables omisiones, y de paso nos cuente por qué la televisión cubana aplica rápidamente un bajón de volumen cuando de dinero en el deporte se habla. Señores, dejemos la bobería que en la calle uno se entera enseguida de todos estos detalles, cuya omisión solo sirve para desprestigiar y desacreditar a nuestros desprestigiados y desacreditados medios. Siempre hay notables excepciones y Normando Hernández comentarista de la CMHW se encuentra a la cabeza. Al pueblo hay que hablarle con la verdad cada vez que un pelotero se nos va. ¡Bravo por Normando!

Serra, usted habla del bloqueo, un bloqueo criminal que muy ciertamente intenta asfixiar al pueblo cubano, pero no menciona el bloqueo interno, no menciona las pobres condiciones de vida que tienen muchos de estos peloteros estelares que no son “confiables” como para hacer equipo Cuba y sobre todo, no menciona el bloqueo mental que nos impide reconocer a Yoennis Céspedes como ganador de un derby de jonrones, lo que si fue hecho por TeleSUR, que lo mencionó además como una de las mejores transacciones de la MLB para reforzar a los equipos en la recta final de la temporada. Por cierto, ningún cubano ha salido jamás en béisbol internacional, a pesar de que están en muchas de las mejores jugadas de la semana. Ahorita se nos acaban los partidos de Grandes Ligas porque todos los equipos tendrán cubanos en sus rosters.

Dejemos las boberías que nuestros atletas son profesionales desde hace mucho, ya que no hace otra cosa que practicar su deporte, al tiempo que reciben gratis sus títulos como Licenciados en Cultura Física. Hay una gran hipocresía en el deporte rentado foráneo, donde percibes beneficios mientras proporcionas ganancias, pero más la hay en nuestro deporte, donde se lo debes siempre TODO a la Revolución, ganes los títulos y premios que ganes, y donde los medallistas olímpicos y mundiales tienen que pedir “botella” para viajar, o vivir agregados. Al César lo que es del César, y todo el mundo sabe que las personas con un nivel de vida decente en nuestro país casi nunca han llegado a ella por vías lícitas, por lo que el futuro casi nunca está dentro de nuestras fronteras. Ahora mismo Cepeda, Despaigne o Yuliesky pueden comprarse en Cuba una casa en La Habana con lo que les costaría una mucho mejor en Estados Unidos. Se pueden comprar un automóvil normal por el mismo precio que un deportivo “de agencia”. Su vida va a cambiar para mejor, pero nunca estará exenta de esas pequeñas y grandes insatisfacciones que empañan la vida del cubano todos los días.

Hable de todo ello en Granma Serra, si lo dejan, y luego veremos si la culpa de que nuestros mejores deportistas deserten es siempre de los malos que fabrican bueno. Hable del equipazo que Cuba armaría para el próximo Clásico si contara con sus grandes ligas. Desde hace años jugamos como nunca y perdemos como siempre, ganando al final una medalla de la dignidad que no se puede cambiar ni por un chupa-chupa. Ya basta de hipocresías, el pueblo de Cuba no puede seguir leyendo o escuchando verdades a medias.

Anuncios

Un pensamiento en “La hipocresía tras los millones de dólares del béisbol en Cuba

  1. Hola Arián, te empecé a leer ayer, y me pareció bueno tu trabajo, sobre todo el artículo preciso sobre las elecciones en Cuba (resulta que casualmente me estaba leyendo la ley del 92 y encontré tu blog). Este también lo encuentro interesante, sin embargo discrepo un poco con la idea de resaltar lo que ganan los cubanos en el exterior, no me gusta la censura, pero por un problema ético me suena bien simplemente que se mencionen los contratos simplemente de forma general (país, tiempo, equipo, jugador, etc.), se sabe que ganarán bien. Sin embargo, saber cuánto ganan en Cuba (que normalmente los salarios en Cuba constituyen anomalías) sí me parece razonable e imprescindible para que la gente pueda analizar por qué se van y renuncian a su gente. Actualmente al menos la gran mayoría en Cuba saben que la pirámide está invertida y de una forma u otra saben cuanto ganan estos peloteros con estos contratos, por tanto el hecho de esconderlo por no alarmar a otros, quizás no el punto. Lo demás sobre publicar las actuaciones cubanas en el exterior me parece imperativo y espero lo lleven a la práctica pronto nuestros comentaristas (ojalá muy pronto). Probablemente el hecho de que las MLB no hace contrato con Cuba pudiera haber sido el hilo esencial de este artículo por el peso que tiene, más cuando al parecer la parte cubana parece estar dispuesta. Al INDER también le podrías dedicar largas horas, si aún no lo has hecho, jeje. Un abrazo, y ojalá blogs como estos puedan ser vistos por muchos cubanos dentro mientras esperamos por la internet…quizás…a través del paquete? PD: Si quieres puedes escribirme al correo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s