Reporteros de Cuba ¿sin fronteras o tomando Café Fuerte?

Y que aventurera que se ha vuelto la juventud/ le da lo mismo Tokio, Barcelona que Moscú…

Catalejo-Buena Fe

Lo que voy a decir no es secreto para nadie: La “jugada está apretá” en Cuba. Una canción de Los Aldeanos te advierte de que viven en un país obrero donde la igualdad no existe, donde si sales no comes, y si comes, no te vistes. Nietzsche no lo habría podido resumir mejor, la jugada, está apretada en Cuba. Aunque algunos hablen de balseros desde SUami, digo, Miami, hacia Cuba, lo normal es que la gente de este archipiélago busque emigrar casi que a cualquier lugar con la vista fija en los Estados Unidos como destino final, eso es un secreto a voces que las cifras oficiales sobre los que salen y regresan no pueden tapar. Yo mismo conozco a más de uno y hasta más de dos que salieron para no regresar. Tampoco es secreto que esta migración provocada en su mayoría por problemas económicos tiende a ser un poquito manoseada al tiempo que la gente dice asilarse sin todavía llegar a la tercera edad.

Personalmente soy de la opinión de que para ser transparentes debemos ser críticos y autocríticos, mucho más si de escribir en Internet se trata. Al parecer no es bastante con el Dúo Dinámico de los Sánchez en la blogósfera sobre Cuba, que no cantan ni pelan fruta, pero con sus crónicas marcianas desde yoanilandia por un lado, y la política del catalejo por otro, ya dan una versión bastante tergiversada de la realidad cubana.

Mientras leo algunos artículos de Café Fuerte sobre un escritor, un periodista y una diplomática, todos cubanos, algunas palabras claves me saltan a la vista enseguida. Refugio, asilo y exiliado se repiten una y otra vez como el estribillo de una canción de reguetón, pero en este caso nada contagioso. Una vez alguien dijo que para el mundo el cubano no emigra, huye. Tal vez sea por eso que el periodista Wilfredo Cancio Isla al referirse a su colega Jorge Luis Rodríguez, hasta hace poco especialista de temas internacionales del diario Juventud Rebelde, escribiera textualmente:

El periodista cubano Jorge Luis Rodríguez, especialista de temas internacionales del diario Juventud Rebelde, decidió romper sus lazos con el oficialismo y solicitar asilo político durante un reciente viaje a Londres.

Cuando trabajaba en Joven Club me acusaban de citar a EcuRED, la Wiki “Castrista”, en mis artículos, por eso me remito a Wikipedia, la que de verdad es… ¿libre?, para que me refresque la memoria:

El asilo político es el derecho que tiene una persona a no ser extraditado de un país a otro que lo requiere para juzgarle por delitos políticos.

Según Cancio en su artículo:

Rodríguez, de 31 años, viajó el pasado mayo a la capital británica para asistir a un curso de periodismo por invitación y optó por no retornar a la isla.

Y más adelante:

El caso de Rodríguez se suma a una abultada lista de jóvenes periodistas de la prensa oficial que en los últimos años han cortado sus ataduras con el régimen cubano en busca de alternativas profesionales, bienestar económico y condiciones de vida en el extranjero

Y todavía más adelante:

Era panelista frecuente sobre temas internacionales en la Mesa Redonda de la Televisión Cubana y ejercía también como profesor adjunto en la Facultad de Comunicación de La Habana.

No encuentro por ningún lugar que Jorge Luis Rodríguez se haya burlado siquiera de la calva de Randy Alonso o que haya sospechado de la procedencia de la gordura que ahora tiene el embajador cubano en Venezuela Rogelio Polanco, antiguo panelista también de la Mesa Redonda. No menciona que en Cuba estuvieran esperando a Rodríguez para al menos regañarlo por algo, por lo que no acabo de entender que motivo pueda tener este señor para solicitar asilo político .

Cancio en su artículo señala que las tentaciones no están solo al alcance de las manos, sino también de los pies, y a lo que él llama una estampida sin fin de profesionales de diversos sectores, se une la de los artistas, en este caso específico, bailarines. Señor Cancio, yo mismo estoy pensando en solicitar al Conservador de la Ciudad de Cienfuegos que cierre en el Boulevard el espacio aledaño a las oficinas de Consultoría Jurídica Internacional, por la enorme afluencia de personas que hay allí a diario, pero esa gente, al igual que los profesionales y bailarines, llevan sus pies hacia una firmeza económica que les permita tener una casa decente, unas vacaciones dignas una vez al año y un trabajo que le permita suplir estas necesidades sin tener que estar concentrados en qué van a cocinar ese día. Por cierto, me apunto para un lugar así.

Según CaféFuerte, Rodríguez confirmó su deserción y el otorgamiento del asilo en el Reino Unido.

“Mi aspiración es seguir ejerciendo el periodismo y hacer el trabajo que en Cuba el gobierno no permite”. manifestó Rodríguez, que declinó abundar en los pormenores de su decisión.

Curioso, todo el mundo sabe que si argumenta ser perseguido en Cuba por una u otra causa, tendrán su minuto de gloria que tal vez le abra un par de puertas, pero aunque solicitó asilo político, Rodríguez no quiso dar más detalles. No sabría decir exactamente qué tipo de trabajo no puede realizar un periodista en Cuba, aunque tengo mis sospechas de una o dos mordazas y un par de tirón de orejas cuando se persigue una noticia “caliente”. Repito, sin conocer detalles, me atrevo a aventurar que mejores condiciones de vida y trabajo, más la necesidad de hablar sobre tema tabúes en Cuba sean las verdaderas causas de este asilado político que probablemente jamás haya roto ni un cristal con una pelota, ni pintado un letrero con grafiti.

Pero hablar sobre censura en Cuba, deserciones y asilos políticos vende mucho más que la prosaica y no por eso menor dura realidad de miles de jóvenes altamente calificados que buscan escapar de una economía que les transmite la asfixia de un bloqueo externo, y la burocracia, los errores y la corrupción de un bloqueo mucho más dañino que nos va envenenando de a poco desde adentro.

Tal vez el caso de Rodríguez reciba la atención de Reporteros Sin Fronteras, esos que dicen defender la libertad de prensa en el mundo y, en concreto, a los periodistas perseguidos por su actividad profesional. Casi siempre las palabras periodista cubano(a) cuando tienen algo que ver con Reporteros Sin Fronteras hablan de censuras, persecuciones y violaciones de los derechos humanos. Es una pena que en Wikipedia se hagan preguntas interesantes sobre cómo es posible en Cuba no ha sido asesinado ni un sólo periodista desde 1958, y sin embargo este país ocupa una posición mucho más mala en el índice de RSF que Irak, donde han sido asesinados más de 200 periodistas desde el inicio de la guerra. Tal vez por eso el periodista cubano corra mejor suerte que José Couso Permuyy alguien responda un par de preguntas sobre esta búsqueda de hospicio.

Dicen que el agua pasada no mueve molinos, pero una vez más me tengo que remitir al artículo Bloguear de Cuba, publicado en este mismo espacio hace algunos meses, y del que muchos de los mejores hijos de la blogosfera de Cuba prefirieron no comentar a pesar de que les envié el enlace:

Detrás de estos intereses y esos post sobre el tema Cuba generalmente hay un bloguer@ que percibe de una u otra manera un beneficio, económico o de otro tipo, ya que no solo de pan vive el hombre. Estas personas tienen entonces un punto de vista limitado a los intereses de sus mecenas y por eso repiten como cotorras lo que a estos bienhechores “desinteresados” les afecta. Las regalías allende a los mares son casi siempre un poco prosaicas y se traducen en dinero que no es la felicidad, pero si lo que más se le parece, por eso no hay mejor negocio que montar un blog y hablar mal del gobierno de Cuba. Por su puesto que aquí mismo tenemos también a muchos de los que prefieren las cosas triviales de esta vida, a los que la SINA se encarga oportuna y periódicamente de darles sus jabitas de aseo y los CUC del almuerzo. ¿Pagarán sindicato?

Otra de los artículos de Café Fuerte cuenta como el coleccionista e investigador cubano Emilio Cueto, asistió a la Biblioteca Nacional “José Martí” (BNJM) de La Habana para presentar su libro La Virgen de la Caridad del Cobre en el alma del pueblo cubano. Hasta ahí todo perfecto, pero nos enteremos que Emilio fue exiliado a Estados Unidos durante la Operación Pedro Pan, en 1960. Una vez más la Wikipedia me refresca la mente y aclara mis dudas:

Operación Peter Pan (también Operación Pedro Pan) fue una maniobra coordinada entre el Gobierno de los Estados Unidos (con énfasis sobre la CIA), la Iglesia católica y los cubanos que se encontraban en el exilio, por la cual más de 14.000 niños fueron llevados de Cuba a Estados Unidos.

¡¡¡14.000 niños fueron LLEVADOS de Cuba a Estados Unidos!!!

También según Wikipedia:

Exilio es el hecho de estar lejos del hogar (es decir, ciudad, estado o país), mientras que alguna circunstancia explícitamente deniega el permiso para regresar por amenazas con la cárcel o la muerte a su regreso. Puede ser una forma de castigo y soledad.

Entonces, ¿Emilio Cueto fue exiliado o arrancado de su país?

La manipulación de la información es una cuestión a veces de detalles, por eso abogo porque la gente que está en .cu tenga un espacio que no asalte a mano armada sus bolsillos y en el que pueda decir TODO lo que piensa, siempre con respeto, siempre con la verdad verdadera, esa que en Cuba es mucho más rica que cualquier ficción de asilados y exiliados con más deseos de comerse una Big King que de hablar de Constituciones y derechos humanos.

Ahora mismo el saludo de mucha gente en Cuba es:

¿Te enteraste de lo del Bombo para Estados Unidos?

Si, me enteré, como otros tantos miles de cubanos que sueñan con viajar para vivir con mayor comodidad, ayudar a su familia, o simplemente ver porno HD en Internet. Ninguno huye de nada, nadie solicita asilo político por haberse llevado una tanqueta de petróleo “por la izquierda”, sea o no periodista. El sueño americano es mucho más sueño para los cubanos, ¿para qué entonces inventar sueños del Coco?

Por ahora sueño…

P.D No confío para nada en Wikipedia para la mayoría de los temas de Ciencias Sociales.

Un pensamiento en “Reporteros de Cuba ¿sin fronteras o tomando Café Fuerte?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s