¿Cocheros de Cienfuegos en la zona de strike? (+Fotos)

Las personas debían bajarse de los coches sin continuar viaje

Las personas debían bajarse de los coches sin continuar viaje

La noticia no por esperada fue menos contundente: ayer lunes el ya deprimido sistema de transporte de Cienfuegos vio como los conductores de coches o carretones permanecían impasibles en sus piqueras sin recoger personal. ¿Las causas? Descontento generalizado ante ciertas nuevas medidas que ellos consideran en su contra. Lo cierto del asunto es que la cosa va mucho más allá de que los coches contemplaran vacíos la aglomeración de personas que veían como el tiempo se le agotaba para llegar a su destino.

Recuerdo que en los inicios del trabajo por cuenta propia a mediados de los 90, la transportación en coches era casi la única salvación de un número importante de personas. Por aquellos tiempos se estableció una tarifa de precios que casi siempre era redondeada a un peso por los propietarios de estos rústicos medios de transporte. A mi memoria llegan las imágenes de los horarios pico donde numerosos coches permanecían vacantes esperando por una persona pudiente que los alquilara (casi siempre costaban entre 20 y 30 pesos) en detrimento de los que se aglomeraban en largas colas.

Pero pasó el tiempo y pasó, un águila por el mar, y actualizando nuestro modelo económico retomamos viejas fórmulas y el sector privado pasó a tener mayor peso legal (si, porque antes se hacía casi lo mismo, pero ilegalmente). Cada vez que usted escuche hablar de actualización, debe imaginarse que los costos también se actualizan, por lo que por un mismo servicio deberá casi siempre desembolsar más. Así estos propietarios de vehículos con un caballo de fuerza vieron como a algunos trámites se les multiplicó por diez su valor, mientras que el “combustible” para el motor (entiéndase la alimentación del equino) también se encarecía. Herraduras, medicinas, arreos, etc. también subieron de precio por propiedad transitiva, mientras que en la selva de la economía cubana impera la ley del más fuerte llamada eufemísticamente de oferta y demanda. Como sucede habitualmente el batacazo más duro se lo llevó el consumidor final, en este caso la gente literalmente de a pie, que vio como desde hace aproximadamente dos años se duplicaron los coches y el costo del pasaje.

Ahora para montarse en nuestros flamantes “carruajes” hay que abonar en casi todas las piqueras dos pesos por transportarse alrededor de tres kilómetros. Una simple cuenta matemática indica que al trabajador promedio le costará tan solo la transportación casi 100 pesos al mes.

¿Qué pasó entonces con los cocheros este 2 de junio? ¿Acaso no querían ganar dinero? Varios cocheros manifestaron a Desde adentro… su inconformidad con las nuevas medidas que consideran los afectan. Debido a la proliferación de numerosos cocheros ilegales, aquellos que sí pagan sus patentes consideran indiscriminada la cantidad de cuerpos de inspectores que unidos a la PNR constantemente les solicitan sus documentos. Alegan que por cualquier causa les son impuestas cuantiosas multas y ahora por si fuera poco les quieren restringir y modificar las rutas. Según los comentarios de la población y de algunos carretoneros, estos medios de transporte no podrían circular por La Calzada de Dolores debiendo utilizar una vía alterna que resulta complicada hasta para vehículos de motor. Otra norma bien controvertida sería que no pueden detenerse a recoger personal entre piqueras, así que ya usted sabe, camine hacia la más cercana, no importa que sea un kilómetro o más.

La gente al tiempo que se mostraba sorprendida de esta sentada pacífica por parte de los cocheros, manifestaba su apoyo a estas mismas personas que en horas de la mañana argumentaban que es el pueblo quien tiene una opinión negativa de ellos. La realidad es que la población no está de acuerdo con los precios del pasaje, pero tampoco lo está con los precios de las discotecas, los artículos de primera necesidad en las TRD, etc. Los habitantes de Cienfuegos reconocen como imprescindibles en la situación actual a estas personas que diariamente dan un apoyo fundamental en la transportación de la población.

Los coches permanecían vacíos en la piquera de Buenavista

Los coches ayer permanecían vacíos en la piquera de Buenavista

Las fuerzas del orden público pidieron en la mañana de ayer a los cocherosque se retiraran de las diferentes piqueras llevándose detenidos a al menos dos de estos ciudadanos que solicitaban a los que venían cargados desde las barriadas de Caonao y La Esperanza que respetaran lo acordado y que bajaran al personal allí mismo en Buenavista. Como medida provisional fue colocado un inspector de transporte en una zona cercana a la piquera para detener los medios de transporte estatales que podíancargar personal. Dicho inspector se retiró aproximadamente a las 10:30 AM y los cocheros detenidos fueron liberados unas cuatro horas después.

Largas filas de personas esperaban angustiadas por un transporte.

Largas filas de personas esperaban angustiadas por un transporte.

Estas medidas que apenas van a funcionar como “curitas”, no van a mejorar significativamente el negativo impacto que tiene esta protesta organizada, y lo que viene funcionando como una especie de sindicato real, está conformado por un grupo cohesionado y establecido que en otras ocasiones ha elevado sus inconformidades ante el Gobierno Provincial. No vaya a usted a pensar que entre las filas de estos trabajadores por cuenta propia todos tienen bajo nivel cultural. Numerosos graduados universitarios, e incluso abogados, conforman sus filas. Ahora solo queda esperar a que les den una respuesta oficial que según funcionarios del Gobierno debe hacerse efectiva antes del día 30 de junio.

Largas filas de personas esperaban angustiadas por un transporte.

Largas filas de personas esperaban angustiadas por un transporte.

Largas filas de personas esperaban angustiadas por un transporte.

Largas filas de personas esperaban angustiadas por un transporte.

Todo va retornando a la normalidad y ya algunos coches vuelven a circular con su pasaje completo por las calles de Cienfuegos. Las leyes nunca deben ser arbitrarias y siempre deben tener como máximo beneficiario al pueblo. ¿Habrá coches para rato? Casi seguro, aunque La Perla se duela de algún que otro desperdicio en las calles,de bullicio y ajetreo, la ciudad y su gente no pueden permanecer inmóviles.

Continuará…

  1. El título del artículo es tomado de la frase to go on strike, declararse en huelga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s