Y con embargo sueño

A veces sueño que es un sueño esta triste realidad A veces sueño que mi sueño realidad se han hecho Hasta despierto busco la manera de soñar Pues solo en sueños puedo ver este mundo derecho
A veces sueno – Los Aldeanos

A veces, cuando la noche está en silencio y no tengo nada mejor que hacer, me dedico a soñar. Son muchos lo sueños pero demasiado escasas las noches en las que me animo a hacerlo, tal vez porque hasta el silencio a veces es escaso, tal vez por el miedo a cuando vaya a despertar. Nadie me va a reprimir, ni soñando ni despierto, no voy a amanecer con un hijo desaparecido, un misil no va a hacer pedazos a mi familia mientras duerme, pero igual, a veces cuesta despertar.

Pero con embargo sueño y me digo a mi mismo ¿mimismo, y por qué no sin embargo? Tal vez porque cuando despiertes se que una vez más mucha gente llegará tarde al trabajo porque el transporte más que estar malo, no está. Pero la gente va, y vive, estudia,  trabaja, y desde su cargo, a veces el más insignificante del mundo, te maltrata una y otra vez porque en algún momento tú desde el tuyo los vas a maltratar a ellos y hay que estar prevenidos. Y sin embargo ahí están, en su puesto, mientras yo con embargo sueño con esa realidad que casi nadie conoce, donde las secretarias con una sonrisa responden a tus buenos días diciéndote que el jefes si está y que si puede atenderte ese día. Pero despierto.

Despierto para realizar mi oficio y cumplir mis deberes, tal vez solo para cansarme un poco porque no puedo decir que trabajo por dinero, total, nunca me alcanza. Por eso sueño despierto para no pensar y a veces pienso para no soñar. Pensar solo me trae preguntas, preguntas que nadie sabe o que nadie quiere responder y aunque duerma despierto o fantasee dormido no las puedo esquivar.

Sí el CUC se cambia a 1×25, ¿cuanto hay que pagar para cambiar la realidad de una guagua vacía que no recoge a nadie con el manido pretexto de ser para “trabajadores”? ¿Qué soy yo, alguien de otra galaxia? Tal vez la Ley está escrita y discrimina a todos aquellos a los que su salario no les alcanza para hospedarse en un hotel. Pobres bolsillos honestos, ustedes no son de esos trabajadores seleccionados para transportarse.

Y con embargo sueño, porque en todo tiene que ver el embargo. Se debate sobre si embargo, si bloqueo, cuando las palabras que se escojan no importan cuando sobran realidades. Tan pocas letras no son capaces de asumir tantas responsabilidades. Descubrí desde hace mucho que es culpa del bloqueo que los productos en las TRD se rebajen después de vencida la fecha de caducidad. Al final el bloqueo nos ha enseñado que los fabricantes desconocen las bondades de comer un producto expirado.

Me dedico mejor a soñar. Sueño con poder llevarle todos los días a mi pequeño la golosina que tanto le gusta antes de que pruebe las bondades de la caducidad y no quiero despertar. Para un niño de tres años es un lujo comerse un caramelo diario, 0,25 CUC son una cifra inalcanzable. Sigo dormido, así se ven mejor los zapatos que te compras para trabajar, incluso duran más. Sin despertarte de seguro tienes suerte y si por una de esas casualidades se te rompen, no te preocupes, la tienda te ofrecerá disculpas por venderte un producto de mala calidad y rápidamente te lo cambiarán por uno mejor.

Despierto. Obviamente es culpa del bloqueo que nos obliga a comprar cualquier cosa y en cualquier lugar. Por eso las cosa tan caras, por eso con embargo sueño pero ya no quiero más. Quiero hablar como todo el mundo gritando Y SIN EMBARGO y no sentirme un bicho raro. Pienso otra vez y las interrogantes y las dudas se me salen a borbotones.

¿Por qué la gente le teme tanto a los por qué? Será que nunca he crecido, yo siempre quiero saber aunque haya cosas que para lograrse deban permanecer ocultas. Sigo con dudas.

¿Por qué las cosas que nunca han podido resolverse encuentran soluciones y disculpas cuando se publican en la prensa nacional? No lo entiendo. Esas soluciones y esas disculpas vienen de los mismos que cerraron las puertas y maltrataron las almas. Pero con embargo siguen en sus puestos, clausurando a la luz y martillando las esperanzas de todos aquellos que no saben o no pueden ir más allá.

¿Será que nuestros “cuadros” son pintados por Picaso?

Ya no quiero más, y sin embargo, ahora, sueño.

Ya nos dimos cuenta que todo el que se va a los Estados Unidos no es gusano. Tal vez un día sentemos a Los Aldeanos en el mismo banco que Lennon y pensar diferente no sea una maldición. Puede que ese día las necesidades no sean tan caras y los sueños tan lejanos. Será un día,que sin embargo, habremos matado los bloqueos. El nuestro, y el ajeno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s