Yo me quiero ir pal Yuma

Ahora mismo “lo que está en el bombo” en Cuba es eso mismo, “el bombo”. Formalmente conocido como el Programa de Inmigración Diversa, y coloquialmente como Lotería de Visas o “el bombo”, funciona desde 1997 esta ley administrada por el Kentucky Consular Center de los Estados Unidos que “rifa” 50.000 visas cada año. Todo el mundo en Cuba, o casi todo el mundo, porque siempre hay excepciones que confirman la regla, se quiere apuntar en “el bombo”. La posibilidad de salir de Cuba tranquilito en un avión hacia el American way of life es demasiado tentadora, por lo que los camajanes que abundan por ahí están haciendo su agosto en este mes de octubre, llenando la solicitud online en http://www.dvlottery.state.gov/

Dice Café Fuerte que en la última década ha ocurrido una estampida silenciosa desde la mayor de las Antillas hacia “el lugar” del norte. 134758 cubanos llegaron por vías ilegales a Estados Unidos durante ese período, sobre todo a través de la peligrosa frontera mexicana, aunque según afirma el artículo Estados Unidos ha cumplido anualmente con la entrega de 20000 visas de inmigrante para cubanos, según los acuerdos migratorios de 1994 y 1995, y la Sección de Intereses (USINT) en La Habana ha entregado desde el 2013 más de 65000 visas para visitas familiares, intercambios culturales y viajes de negocios, en su mayoría válidas por cinco años.

Wikipedia cita al Buro del Censo de Estados Unidos cuando afirma que en 2011 habían 1 891 014 cubano-estadounidenses o como se dice popularmente, “cubano-americanos”. No se puede decir que sean pocos los cubanos en Estados Unidos, por lo que una cuenta muy simple me dice que si todos los años se otorgan 20 mil visas en Cuba, durante una década serían 200 000 en números redondos, más los que no tienen la paciencia o la suerte y recurren a otros métodos menos transparentes y seguros, que redondean la cifra hasta un abultado 334 758, cifra más o menos total de los que llegaron. Sigue leyendo

Reporteros de Cuba ¿sin fronteras o tomando Café Fuerte?

Y que aventurera que se ha vuelto la juventud/ le da lo mismo Tokio, Barcelona que Moscú…

Catalejo-Buena Fe

Lo que voy a decir no es secreto para nadie: La “jugada está apretá” en Cuba. Una canción de Los Aldeanos te advierte de que viven en un país obrero donde la igualdad no existe, donde si sales no comes, y si comes, no te vistes. Nietzsche no lo habría podido resumir mejor, la jugada, está apretada en Cuba. Aunque algunos hablen de balseros desde SUami, digo, Miami, hacia Cuba, lo normal es que la gente de este archipiélago busque emigrar casi que a cualquier lugar con la vista fija en los Estados Unidos como destino final, eso es un secreto a voces que las cifras oficiales sobre los que salen y regresan no pueden tapar. Yo mismo conozco a más de uno y hasta más de dos que salieron para no regresar. Tampoco es secreto que esta migración provocada en su mayoría por problemas económicos tiende a ser un poquito manoseada al tiempo que la gente dice asilarse sin todavía llegar a la tercera edad.

Personalmente soy de la opinión de que para ser transparentes debemos ser críticos y autocríticos, mucho más si de escribir en Internet se trata. Al parecer no es bastante con el Dúo Dinámico de los Sánchez en la blogósfera sobre Cuba, que no cantan ni pelan fruta, pero con sus crónicas marcianas desde yoanilandia por un lado, y la política del catalejo por otro, ya dan una versión bastante tergiversada de la realidad cubana.

Mientras leo algunos artículos de Café Fuerte sobre un escritor, un periodista y una diplomática, todos cubanos, algunas palabras claves me saltan a la vista enseguida. Refugio, asilo y exiliado se repiten una y otra vez como el estribillo de una canción de reguetón, pero en este caso nada contagioso. Una vez alguien dijo que para el mundo el cubano no emigra, huye. Tal vez sea por eso que el periodista Wilfredo Cancio Isla al referirse a su colega Jorge Luis Rodríguez, hasta hace poco especialista de temas internacionales del diario Juventud Rebelde, escribiera textualmente:

El periodista cubano Jorge Luis Rodríguez, especialista de temas internacionales del diario Juventud Rebelde, decidió romper sus lazos con el oficialismo y solicitar asilo político durante un reciente viaje a Londres. Sigue leyendo

Veinte preguntas a quién pueda responderlas y un reclamo desesperado (final)

A veces me estreso, ¿o será que vivo estresado? Ya realmente no noto la diferencia, pero sé que el estrés se ha vuelto parte indispensable de mi vida. En una entrada anterior me venían a la mente diez preguntas casi que aleatorias entre sí, pero unidas todas por la cotidianidad del cubano, ese campeón olímpico de la supervivencia. Más de cincuenta años aguantándoles barbaridades de todo tipo a los vecinos del piso de arriba (el gobierno norteamericano) son aval suficiente para que a otros adjetivos tales como calientes, fiesteros, etc. se una lo que algunos consideran como una palabra bastante fuerte, pero todo parecer indicar que los cubanos somos los más co…. rajudos del mundo.

Tal vez por esos co… razones tan grandes que tenemos y tantos deseos de salir adelante, es que los cubanos que viajan a otras latitudes y hasta longitudes geográficas, además de aprender a trabajar de verdad, se dan cuenta de que el león no es tan fiero como lo pintan, pero también descubren que el capitalismo aunque se vista de seda, duro se queda. Sigue leyendo

Yoani Sánchez gana una beca con sus crónicas desde yoanilandia

Yoani Sánchez. Foto tomada de http://www.ecured.cu

Mentir es un negocio lucrativo en estos tiempos. Mienten los políticos en sus campañas (ahora mismo Obama se ha olvidado por completo de sus promesas y la Reforma migratoria que prometió fue solo una frase ganadora), mienten los grandes medios de comunicación, y donde más se miente es en Internet. Cuba es un paraíso fiscal para los traficantes de mentiras, por eso mentir en Internet es algo doblemente fructífero y se tima a las dos manos, al tiempo que se omite a cuatro y el apellido Sánchez lleva las de ganar en la competencia. Operando a mano izquierda tenemos a uno de nuestros más ilustres blogueros, con una pupila que nunca duerme para enterarse de cosas que nadie sabe de dónde saca, pero que casi siempre son “de afuera”. A este señor le va muy bien hablando de lo que pasa en España, pero es obvio que a la señora que miente desde la derecha le va mucho mejor y por eso Yoani Sánchez es marca registrada de globera (sí, de inflar globos) disidente.

Sin lugar a dudas la Sánchez es una de las políticas (aunque se define como apolítica) de origen cubano con mayor éxito económico y mediático, por lo que no me asombraría que en uno de sus tours por el país del norte tumbe del caballo a la Dra. Ana María Polo en Telemundo, por aquello de juzgar casos inventados. De seguro que Yoani si se entera de mi crítica ni se inmuta y tal vez hasta se ríe, porque yo tan solo soy un mediocre muerto de hambre, pero lamentablemente la vida es así, es trabajo de mediocres hablar de sus iguales.Que pena que mis mentiras no sean tan bonitas ni tan elaboradas, porque tal vez le podría pedir a Obama personalmente que levante el bloqueo. Sigue leyendo

Veinte preguntas a quién pueda responderlas y un reclamo desesperado (I)

Me despierto, otra vez la rutina de ver como el techo añejo en la sala donde está mi cama me hace guiños entre sus  parches. Otro día similar al de ayer y casi copia del de mañana. Algo va mal, lo sé, me lo dicen las noticias del televisor resaltando los niños que esos tipos sin alma asesinaron, o el golpe de estado, la invasión, el hambre y la miseria… El mundo se ha vuelto loco, pienso al tiempo que recuerdo que en muchos lugares de Cuba está prohibido hablar de “la cosa”, porque la cosa está de p…., porque a veces morirse uno mismo no es lo más malo que te puede pasar y porque en definitiva a los que pueden cambiar “la cosa”  no les gusta que nosotros hablemos de ella.

¿Quién carajo decidió poner a esos tipos para que decidan lo que yo puedo o no pensar? No tengo idea, pero el primer paso para aceptar un problema es reconocerlo, y aquí es muy difícil porque los problemas en Cuba casi nunca tienen papá. Muchos vendieron los alimentos, las ropas y los juguetes de sus hijos y se fueron “pal Yuma”, tal vez sin saber que en Arizona hace más calor que en Santiago de Cuba. Otros simplemente abandonaron frente a todo el mundo a sus hijos/problemas mientras que los carneros a su alrededor pastaban entre la moringa y la soya. Todos lamentaron el problema pero nadie atajó a los que les dieron a luz. Es la rutina de ayer, casi copia de la de mañana. Sigue leyendo

El agua en los tiempos del cólera

Si el Gabo estuviera vivo le brindaría un vaso de H2O XXXX, estas últimas porque vaya a usted a saber cuántas otras cosas tiene el agua que llega al hogar de los cienfuegueros por estos días. Si el Gabo estuviera vivo, de seguro que modificaba su novela y entonces el viejo Florentino no hubiera esperado 53 años, 7 meses y 11 días con sus noches por su amada Fermina Daza, sino porque de una vez se desapareciera esa agua churrosa que se aparece en Cienfuegos tras cada aguacero.

La ciudad está bajo sitio de todo tipo de enfermedades pero aún así se fumiga solo una vez a la semana y al agua clorada y purificada se le “sazona” con un enorme porciento de líquido “crudo” para que alcance. Dicen que lo único que compartido toca a más es la miseria, y ante tanto trabajo mal hecho y otro tanto sin hacer todos los años es el mismo cuento con el agua supuestamente potable.

Dicen que en las TRD hasta filtros vendieron con las correspondientes malas prácticas de contrabando y corrupción. El mensaje me recuerda el auge de las ventas de los chalecos antibalas tras cada masacre escolar en los Estados Unidos. Al menos su prensa nos dice la cantidad de víctimas.

El agua no es solo para beber y por estos tiempos Shakespeare pondría en boca de Hamlet un inmortal, ¿lavar, o no lavar con esta agua?, esa es la cuestión. La pregunta es válida también para higienizar las partes más íntimas del cuerpo humano tan acaloradas y olorosas en esta época del año.

Sería interesante ver una Mesa Redonda donde a los panelistas se les sirva de esa agua, tal vez entonces se preocupen un poco más cuando se mencione el agua de Cienfuegos, y tengan presente presente a Martí,para recordar que el vino, agrio, y si es de plátano y agua sucia, entonces es nuestro vino.

DSC04977

Nuevas resoluciones de la Aduana de Cuba o la otra gran estafa

Pero cómo no voy a quererte/ ni de juego quiero irrespetarte/ lo que pasa es que tanto te quiero que con la sonrisa no voy a engañarte.

(Gracias por el fuego, Buena Fe)

Una famosa frase nos advierte que “el camino hacia el infierno está plagado siempre de buenas intenciones”. Desde que tengo uso de razón y acceso a varias fuentes de información me he dado cuenta de que en estos años recientes de Revolución hemos tenido un montón de buenas intenciones con dos montones de malas consecuencias. Como ya se hace costumbre en mis escritos aparece entonces la figura de Liborio, ese cubano con cara de carnero degollado que carga sobre sus hombros las consecuencias negativas de esas “buenas intenciones” no siempre tan honestas.

Cuando aún era un adolescente mis padres me contaron de cierto ministro o miembro del gobierno a muy alto nivel que con ¿muy buenas intenciones? elevó el precio de los cigarros y el ron. Bajo el supuesto de un beneficio para la economía se aprobó esta ley de la que luego el personaje se burló a su llegada a Miami y no precisamente como embajador de buena voluntad, al menos no para el pobre Liborio.

Ahora la edición impresa del Granma con fecha 11 de julio de 2014 me informa sobre las nuevas resoluciones que ha emitido la Aduana de Cuba sobre la importación de productos. Con la mejor de las intenciones y seguramente siempre buscando favorecer a los que menos tenemos en Cuba, se ha emitido la Resolución no. 208 que sustituye a la no. 122 del 2012 y dispone que a partir de este momento el valor de importación de un kilogramo (kg) es ahora de 20 pesos para los artículos que clasifican como misceláneas mediante envíos por vía aérea, marítima y postal, al tiempo que mantiene el límite de 200 pesos, por lo que ahora se reduce a 10 kilogramos el peso permitido para estas cargas. Sigue leyendo